2011 ha sido un año duro para Adobe, o al menos, curioso. No se puede decir que a la compañía le vaya del todo mal, pero el año pasado hemos visto como tuvieron que anunciar el final del desarrollo de Flash en su versión móvil. ¿Motivo? Bueno, por supuesto económico. Adobe no sacaba beneficios de un producto que siempre ha sido uno de sus buques insignia y a su vez uno de los que peor fama le ha causado.

Dejando Flash para móviles aparte, otro producto conocido es Shockwave Player, otro plugin que nos permite reproducir contenido. Hasta ahora se trataba básicamente de eso, un paquete que incluía las rutinas necesarias para reproducir Shockwave en nuestros equipos, aunque ahora ha cambiado.Adobe ha decidido incluir ad-ware, y la polémica está servida.

La inclusión de ad-ware, es decir, la inclusión de software que se instala a la par que instalamos una aplicación determinada, no siempre esta bien vista por los usuarios, pero ha sido una realidad desde hace años. Afortunadamente en este caso se trata de un producto relativamente conocido, Norton Security Scan, y el usuario puede optar por no instalarlo durante el asistente de instalación de Shockwave Player.

¿Qué supone esto para los usuarios? Bueno, el tener que estar atentos, ya que si actualizamos Shockwave tendremos que omitir la instalación de Norton (siempre que no lo deseemos).