El vídeo con el que abrimos es el «nuevo» YouTube. La mayoría de los que habéis accedido al portal os habréis percatado, ha modificado su diseño, un re-diseño si quieren en base al antiguo, con el que le dan un lavado de cara a su imagen. No sólo eso, el portal también modifica varios de sus parámetros en el acceso a los canales de los usuarios.

Aunque había sido anunciado el mes pasado, no ha sido hasta ahora que se han hecho efectivos y se ha sabido de qué se trataba. Google+ era una de las claves. Como viene siendo habitual en casi todas las herramientas de la compañía, la red social se hace más presente en YouTube también.

A partir de ahora los usuarios podrán navegar por los canales recomendados y personalizar las cuentas individuales vinculándolas a Google+ de forma que los contenidos puedan ser compartidos con nuestros círculos.

El diseño se ha modificado con un fondo gris, dándole un aspecto nuevo a lo que nos tenía acostumbrados durante los últimos años.

Otro de los cambios aparece en la página de inicio. YouTube tiene a partir de ahora una lista de canales en la parte izquierda. Un espacio donde tenemos diversas categorías para facilitar la búsqueda de piezas.

Por último, se modifica el inicio de sesión en la plataforma. A partir de ahora accederemos a nuestra cuenta o a la creación de una nueva desde la columna izquierda junto a la sección de categorías.

Una serie de pequeños que cambios que si bien no resultan «grandes», si permiten al usuario mejorar el control de las búsquedas o la forma de encontrarlas. Junto a ellos, más integración con Google+.