Muchas son las cosas que han cambiado desde que hace algún tiempo Oracle se hiciera con Sun Microsystems y por lo tanto con Java. Para empezar, Oracle retiró del mercado la licencia de distribuidor de sistema operativo del popular lenguaje y rutinas de programación, algo que ha hecho que las compañías ya no tengan el permiso de distribuir las librerías por si mismos. Y esto, a su vez, ha provocado una serie de efectos que en mi opinión no hacen más que perjudicar a los usuarios finales.

Hoy se ha sabido que Canonical, la compañía detrás de una distribución de Linux tan importante como Ubuntu, ha deshabilitado el plug-in de Oracle JDK de todas las máquinas Ubuntu, y próximamente eliminará por completo los paquetes del archivo.

Canonical insiste en que deshabilitar el complemento o plug-in ayudará a mejorar la seguridad general del sistema debido a que hay muchos exploits potenciales que afectan al software, y en este sentido se trata de algo bueno, pero no deja de ser una eliminación de unas librerías utilizadas por un buen puñado de aplicaciones, y, para colmo, no deja de ser una eliminación por parte de terceros, en este caso, Canonical. Hay que decir que la eliminación no es del todo automática, ya que sólo afectará a usuarios que actualicen el sistema, y ahí si que es automática la eliminación.

No es la primera vez que nos encontramos con un caso similar, y tenemos el ejemplo de Google o Apple que ya dotan a sus sistemas de las funcionalidades necesarias para eliminar remotamente aplicaciones no deseadas, algo que promete volver fuerte con Windows 8, que como ya os contamos permitirá la eliminación de aplicaciones a distancia por parte de Microsoft.