MIT

Dedicar tu tiempo a hacer algo y, después, poder cederlo para que otros puedan trabajar sobre la base tecnológica que brindas es algo muy bonito y en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts van a seguir esta senda. El MIT ha anunciado que va a liberar la plataforma de formación online que este prestigioso centro utiliza para la formación de sus alumnos además de anunciar la apertura de un campus virtual abierto a todo el mundo.

El proyecto, que ha sido presentado hoy bajo el nombre de MITx, tiene como base la interesante oferta de cursos y materiales formativos que la prestigiosa institución lleva recopilando durante 10 años y que forman el almacén OpenCourseWare que alberga 2.100 cursos que son seguidos por más de 100 millones de personas alrededor del mundo. Poder acceder a cursos online del MIT es todo un lujo que está al alcance de todo el que quiera, puesto que son abiertos y, de hecho, son cursos que también siguen los alumnos de la institución dentro de sus programas formativos.

Estudiantes de todo el mundo están complementando su educación presencial con una amplia variedad de recursos onlune. Muchos profesores del MIT están probando la integración de herramientas online para la educación el campus. Queremos facilitar esta tarea y ofrecer la mejor experiencia de educación online.

Y aunque los contenidos ya eran accesibles, el MIT quiere dar un paso más y hacer que la plataforma MITx esté disponible para cualquier institución educativa, de manera que puedan desplegarla en sus infraestructuras gracias a una licencia de código abierto (aunque aún no especificaron por cuál se iban a decantar). Lo que parece claro es que el MIT liberará su plataforma de teleformación a otras instituciones universitarias, institutos, escuelas de negocio y cualquier otra institución educativa que esté interesada.

Crear una infraestructura abierta dedicada a la teleformación permitirá a los desarrolladores contribuir a su crecimiento e, incluso, hacer que ésta se sostenga sola. Una infraestructura abierta facilitará la investigación en tecnología para el aprendizaje online y permitirá que los contenidos formativos puedan llevarse a otras plataformas de teleformación de se desarrollen. En este sentido, la infraestructura podrá mejorarse de manera continua conforme se vaya usando y adaptando.

Al MIT la experiencia de un campus virtual abierto le ha sido muy satisfactoria y han logrado expandir la institución por todo el mundo y, aunque estén modelando el tipo de certificación que van a otorgar a través de esta plataforma, parece claro que no piensan ofrecer titulaciones universitarias a través de métodos online, al menos por ahora.

Que el MIT libere su plataforma de formación online es una grata noticia a la que, ojalá, se vayan sumando otras iniciativas tanto del ámbito educativo como de administraciones públicas e, incluso, empresas privadas.