Ivy Bridge, el próximo gran paso de Intel en procesadores, está más cerca que nunca. Con lanzamiento previsto para el próximo año, la plataforma parece estar casi preparada, y así lo demuestra la información que se va filtrando poco a poco. Hoy, gracias a Maximum PC, conocemos más datos sobre esta nueva generación de procesadores fabricados con tecnología de 22 nanómetros, los más ambiciosos hasta la fecha de la compañía. Con un diseño orientado primordialmente a rebajar el consumo y el calor generado, estas CPUs serán capaces de obtener un rendimiento mayor que los actuales Sandy Bridge requiriendo hasta un 19% menos de energía que estos, con una rebaja del TDP hasta alcanzar los 77W. Otro de los enfoques principales de estos chips es la mejora sustancial en las GPUs integradas, punto flaco sin duda de esta linea de procesadores todo-en-uno, que ayudará a mejorar el rendimiento general de los ordenadores equipados con ellos.

La información filtrada hoy y recopilada por X-bit Labs a partir de unos documentos internos reafirman una lanzamiento en el segundo cuarto de 2012, entre mayo y junio, al mismo tiempo que la próxima remesa de APUs de AMD, si los informes son correctos. Los resultados de benchmarks que se incluían en estos documentos también han sacado a la luz información muy esclarecedora sobre Ivy Bridge. Si esperábamos un cambio radical con respecto al rendimiento encontrado en Sandy Bridge, esta vez no estaremos de suerte; al centrarse en el consumo y la producción de temperatura, Intel no ha trabajado para que sus nuevas CPUs sean mucho más rápidas que sus predecesoras, aunque gracias al nuevo proceso de fabricación de 22 nanómetros, también se ha visto una ligera mejoría en este frente.

En comparación con el procesador más potente de la línea Core i7 Sandy Bridge actual, el Core i7-2600, los nuevos Ivy Bridge son capaces de ofrecer algo más de poder de procesamiento en diferentes áreas. La unidad puesta a prueba es la nueva Core i7-3770, de 4 núcleos (8 hilos) a 3.4Ghz que vendría sustituyendo a la ya mencionada CPU Core i7-2600, y que es capaz de superarla con ganancias entre el 7% y un 25% en algunas operaciones. Concretamente, los resultados están obtenidos de los siguientes benchmarks comerciales aceptados como estándar:

  • SYSMark 2012 (7% de mejora)
  • ProShow Gold 4.5 (13% de mejora)
  • HDCXPRT 2011 (14% de mejora)
  • Cinebench 11.5 (15% de mejora)
  • Excel 2010 (25% de mejora)

Por supuesto estos resultados no se pueden considerar legítimos aunque hayan sido realmente obtenidos de documentos pertenecientes a Intel, por el mero hecho de no proceder de una fuente oficial. Asímismo hay que tratarlos con cautela al tratarse probablemente de unidades de pre-producción, o samples de ingeniería, sobre los que todavía puede existir alguna modificación antes de que sean lanzados a la producción en masa. En la lista de unidades programadas para su lanzamiento antes de verano figuran hasta un total de 18 CPUs distintas entre modelos y versiones de estos, con 4 unidades Core i7 y 14 Core i5, estos últimos con configuraciones de 4 núcleos (4 hilos) y 2 núcleos (4 hilos) con TDPs entre 77W de máximo y 35W del más eficiente. A medida que pasa el tiempo, Ivy Bridge se parece menos a aquella plataforma revolucionaria de Intel, y más a un refresco necesario de una línea ya de por sí muy buena de procesadores.