Después de anunciar que estaba a favor de la controversial ley SOPA, y de en consecuencia inspirar todo un movimiento de boicot, la compañía de registro de dominios Go Daddy se retractó. Parece que las críticas y la pérdida repentina de clientes, ocasionada por un movimiento iniciado en Reddit en el que se pidió a los usuarios elegir un servicio alternativo, fue demasiado. La empresa emitió un comunicado en el que afirma que ya no está más a favor de SOPA, aunque insiste con otras cuestiones legislativas.

Aunque se tomaron su tiempo para dar el brazo a tocer, el nuevo consejero delegado de la compañía, Warren Adelman, afirmó:

Pelear contra la piratería online es de muchísima importancia, así que por eso Go Daddy ha estado trabajando para revisar y armar revisiones a esta legislación – pero claramente podemos tener algo mejor. Es muy importante que todos los accionistas de internet trabajen juntos en esto. Que nos salga bien hace que valga la pena la espera. Go Daddy lo apoyará cuando y sólo si la comunidad de Internet la apoya.

La historia ha cambiado. Ahora, Go Daddy quiere esperar a ver las reacciones de la comunidad de Internet. Quizás haya aprendido algo del boicot que se le hizo debido al apoyo a SOPA. Este boicot habría significado la pérdida de importantes negocios para Go Daddy, y, en esencia, la hacía templar con una posible desaparición.

Por ejemplo, el consejero delegado de ICanHasCheezburger, aquella compañía dueña de blogs de esparcimiento como FAIL blog y Know Your Meme, amenazó a Go Daddy retirar sus más de mil dominios de su servicio si no reconsideraban su visión.

Ahora, resulta que Go Daddy siempre estuvo peleando por los derechos de los usuarios de internet, y revisando personalmente los borradores de la legislación. Es una estrategia interesante considerando que hasta hace horas, estaban ciegamente a favor de SOPA, y no aceptaban prueba en contrario.

Las declaraciones del nuevo consejero delegado de Go Daddy para poder solucionar la situación realmente no dejan en claro qué sucederá con la compañía. Mientras tanto, otras más de 40 empresas se han declarado en contra de SOPA, y algunas están llevando esas acciones aún más lejos con cartas abiertas y llamados telefónicos a los legisladores.