Facebook lanzó hace unos meses Facebook Messenger, una aplicación destinada al mundo del smartphone (con presencia en iOS, Android y BlackBerry) con la que los usuarios pueden acceder a un sistema de mensajería móvil instantánea con el que poder comunicarse con sus contactos de Facebook y que, claramente, era una consecuencia directa de la adquisición de Beluga (a la que, posteriormente, ha puesto en fase de cierre). Hacía tiempo que se sabía que Facebook preparaba un cliente de Facebook Messenger para escritorios Windows, de hecho se estaba probando en beta privada, pero, desde hoy, los más impacientes pueden probarlo puesto que ha sido filtrado por una página web de Israel que ha publicado el enlace de descarga.

La aplicación aún está en fase beta, es decir, que sigue en proceso de ajuste pero gracias a esta filtración todos los usuarios de Windows 7 que lo deseen pueden probar esta aplicación de escritorio que incluye chat y notificaciones en una ventana que podemos dejar siempre abierta en nuestro escritorio como si de un widget de escritorio se tratase. Aunque esta aplicación no es, precisamente, un sinónimo de productividad y, seguramente, más de una empresa tema por la productividad de sus empleados, es una manera interesante de mantener una visión de lo que pasa en Facebook sin necesidad de tener abierta una pestaña de Facebook en nuestro navegador o, simplemente, tener que cambiar de ventana.

Con respecto a las aplicaciones móviles, este cliente de escritorio da un paso más puesto que amplía el alcance de la aplicación ya que las versiones móviles están centradas en el chat de Facebook y, en el caso de la versión para Windows, permite hacer algunas cosas más como ver las solicitudes de amistad, conocer la actividad de nuestros contactos o acceder al sistema de mensajería de Facebook, es decir, los clásicos mensajes privados; funciones a las que accedemos desde la web o desde el cliente específico de Facebook para móviles.

¿Y qué busca Facebook con esta aplicación? Evidentemente maximizar el acceso de los usuarios a su plataforma, es decir, que los usuarios pasen más tiempo usando la plataforma si bien es cierto que existen otras aplicaciones que ofrecen acceso al chat de Facebook (por ejemplo Skype), el hecho que la red social de Mark Zuckerberg lance su propia versión es una manera de garantizar una mayor adopción de este tipo de alternativas al acceso web y, quizás, una manera de introducir nuevas vías para la inserción de publicidad o aplicaciones de Facebook en entornos distintos al de la versión web.

Imagen: VentureBeat