Desde que Meg Whitman fue designada como la nueva CEO de la HP, ha estado intentado llevar por el camino del bien lo que parecía un desastre gracias a las decisiones de la anterior directiva. Un tema delicado es WebOS, que fue adquirido por HP y que lamentablemente, aunque estaba teniendo muy buenos resultado, no se sprovechó ni se explotó como muchos hubiéramos querido.

Las noticias sobre lo que pasará con WebOS son turbias, nada a ciencia cierta puede asegurar que será puesto en venta, encajonado o re-potenciado para volver al ruedo y competir -porque tiene con qué- con iOS, Android y Windows Phone 7. El futuro de WebOS se podría decidir el día de hoy, según fuentes, Meg Whitman se estaría reuniendo con todo el equipo encargado de WebOS para, de una vez por todas, matarlo, revivirlo o venderlo.

A muchos, sinceramente, nos gustaría que WebOS fuese vendido (¿a Samsung quizás?) como se viene especulando desde hace unas semanas. HP demostró un poco de impaciencia al lanzar productos con un sistema operativo propio, la culpa no fue de los productos, fue la empresa quien poco interés puso en ellos más allá de su nombre a la hora de lanzarlos a la intemperie y dejar que se defendieran por sí solos.

Sería difícil especular cuál será la decisión que saldrá de esa reunión, desde que HP cerro su división de hardware para móviles, los smartphones y la tableta (HP TouchPad) se quedaron sin hermanitos porque se paralizó la producción. Esta decisión obviamente repercutió en el sistema operativo que, al ser una sistema que sólo usa HP, dejó de tener relevancia desde el lado que se le viera.

Particularmente voy a estar atento a lo que suceda de ahora en adelante, no tardarán en salir comentarios y la posible decisión sobre WebOS, al tener mayor información la tratamos de inmediato.