De acuerdo con las declaraciones que un representante de Apple dio a New York Times, el problema alrededor de Siri y su incapacidad de encontrar información relacionada a los centros de aborto no es parte de una conspiración o de una posición pro-vida sino que simplemente se debe a una falla.

Como muchos de ustedes habrán leído en las últimas horas, la situación es la siguiente: al preguntarle al aclamado asistente personal del iPhone 4S acerca de la ubicación de centros de aborto cercanos, o información relacionada a estos, sus respuestas no son de gran ayuda. Mucho de ha especulado acerca de esta curiosidad, la gran mayoría de comentarios acusan a Apple de tomar una supuesta posición pro-life. Sin embargo, como ha mencionado uno de los representantes de la compañía con base en Cupertino, esto se debe a un problema técnico y no a una conspiración o posición ideológica:

“Nuestros clientes quieren utilizar Siri para encontrar todo tipo de información y, si bien pueden encontrar muchísima, no siempre está lo que buscan. No existen omisiones intencionales, no se pretende ofender a nadie. Simplemente quiere decir que en el proceso de llevar a Siri de beta a su versión final, encontramos lugares y situaciones en las que podríamos mejorar, y que perfeccionaremos en las próximas semanas.”

Es interesante cómo Apple se refiere a Siri como un servicio en beta. Esto quiere decir dos cosas: por un lado, que es un proyecto que aún está en desarrollo y que bajo ninguna circunstancia debe ser considerado un producto final. Por otro lado, también quiere decir que cada orgulloso propietario y usuario del iPhone 4S es un tester de Apple.

Finalmente, vale la pena señalar que el asistente personal Siri es capaz de brindar información sobre otras cuestiones igual de polémicas o que están rodeadas de cierto misticismo y tabú: Siri ha demostrado ser muy útil a la hora de encontrar servicios de acompañantes, clubes para adultos, y hasta lugares ideales para esconder cadáveres. Si bien las declaraciones de Apple a New York Times sugieren que se trata de un error técnico que solucionarán en las próximas semanas, la American Civil Libertines Union (ACLU) ha comenzado una petición urgiéndole a la compañía que corrijan este problema cuanto antes.