OpenOffice Logo

Después de las desavenencias entre Oracle y los desarrolladores de OpenOffice que hizo que éstos se marchasen y creasen The Document Foundation para iniciar LibreOffice como fork que tomase como punto de partida OpenOffice. Con esta escisión que supuso que el proyecto LibreOffice levantase el vuelo muy rápido, OpenOffice se quedó solo y el proyecto se congeló hasta tal punto que terminó en la incubadora de proyectos de la Fundación Apache. Hoy martes, Apache ha publicado una nota sobre sus planes relativos a OpenOffice en la que hace un llamamiento al ecosistema de los formatos de documentos abiertos y en el que anuncia que para principios de 2012 se lanzará una versión para desarrolladores de OpenOffice, la versión 3.4.

La carta, titulada «Carta Abierta al Ecosistema de los Formatos Abiertos para los Documentos» (Open Letter to the Open Document Format Ecosystem), comenta los planes de lanzar una versión 3.4 de OpenOffice a principios del próximo año, eso sí, no será una versión destinada a los usuarios finales sino que se lanzará una versión orientada a los desarrolladores para que sea mejorada y depurada por la comunidad para que, con la colaboración de los interesados, OpenOffice pueda mejorar sus prestaciones en el campo de la firma electrónica, los metadatos o la adopción de las especificaciones OASIS ODF 1.2.

Nuestra licencia y nuestro modelo de desarrollo abierto está ampliamnete reconocida como una de las mejores formas de asegurar los estándares abiertos, como el ODF, ganar impulso tractor y facilitar la adopción de dichos estándares. […] No obstante, no son libres de usar nuestra marca de manera errónea. Esto incluye el uso de OpenOffice.org y todas las marcas relacionadas. Para asegurarnos que el uso de las marcas de Apache no lleva a confusión, controlaremos su uso cuando sean utilizadas en aplicaciones y servicios prestados por terceros. Nuestra política sobre marcas comerciales es clara y está publicada en la red

¿Y qué quiere decir este discurso? Si tenemos en cuenta la permisividad de la licencia de Apache, el código de OpenOffice puede ser reutilizado como base para otros proyectos, sin embargo, las marcas asociadas al proyecto (OpenOffice, Impress, Calc y Writer) no se pueden usar tan alegremente en proyectos derivados. Pero más que preocuparme por el uso de marcas comerciales, el verdadero problema del resurgimiento de OpenOffice está en LibreOffice.

Y con esto no quiero decir que LibreOffice sea un problema sino que vamos a enfrentarnos a un escenario en el que dos suites ofimáticas libres van a competir entre sí y, además, cuentan con una base común que comenzó a diverger en el momento que se produjo la escisión entre Oracle y los desarrolladores de OpenOffice. Bajo mi punto de vista, esta separación de proyectos y, por tanto, esta duplicación de esfuerzos dudo mucho que sea algo sostenible en el tiempo.

¿Qué proyecto caerá? ¿LibreOffice u OpenOffice? La rivalidad «sana» es algo interesante porque el usuario es el que sale beneficiado ante una competencia que busca la mejora continua y, ojalá, sea ese el talante que impere entre estos dos proyectos. Por ahora, parece que la Document Foundation se ha mostrado colaborativa ante esta reactivación de OpenOffice:

Es natural que prestemos atención al código de Apache OpenOffice y, seguramente, cualquier cosa que veamos que sea del interés de LibreOffice podría ser susceptible de integrarse

Yo hace tiempo que uso LibreOffice y, poco a poco, han ido incluyendo funcionalidades que, en OpenOffice, debía tener en forma de plugins, por lo que la suite ha ido creciendo a buen ritmo y la experiencia de uso me parece muy buena.

¿Y vosotros? ¿Qué pensáis de esta reactivación? ¿Existirá una sana competencia? ¿OpenOffice alcanzará a LibreOffice?