En octubre se filtraron algunos características de lo que podríamos ver en el nuevo Samsung Galaxy S III,  donde se manejaba que de nueva cuenta veríamos en su interior un procesador Samsung Exynos de doble núcleo, algo que resultaba un poco difícil de creer pensando en el ritmo de innovación que hemos visto en los últimos meses y que con esta oferta de hardware, este nuevo móvil la tendría difícil cuando llegue al mercado a competir con las opciones del resto de los fabricantes.

Es por esto, que debido a la reciente filtración del Exynos 4212 de 32nm con cuatro núcleos de 1.5 GHz de velocidad, resulta más que lógico que sea este chip sea el nuevo elegido para el próximo buque insignia de la compañía. Dicha filtración se descubrió desde los servidores git de Linux Kernel Archives,

Incluso hay quienes ya hablan de que Samsung tiene algunos dispositivos preparados para presentarlos a principios de 2012, los cuales supondrán un paso más alla del Galaxy Nexus en todos los sentidos, incluyendo algunas «sorpresas», entre las que podríamos destacar una nueva versión del GPU (el Mali-T604), para obtener una mejora en el rendimiento gráfico de hasta 5 veces con respecto a los anteriores procesadores de gráficos de Samsung.

De confirmarse esto, estaríamos ante un monstruoso smatphone, el cual no sería presentado hasta el MWC a finales de febrero, por lo que aún nos queda tiempo para esperar y soñar con este terminal y más importante aún, tiempo para que los desarrolladores preparen aplicaciones que saquen provecho a esos cuatro núcleos.