Una sola palabra: impresionante. Así es como debemos de calificar la campaña que está realizando estos días la casa de equipamiento deportivo RipCurl. En una adaptación del famoso efecto “bullet-time”, la campaña “Mirageha conseguido trasladar al mundo del surf dicho efecto, pero con el añadido de la complejidad que supone rodar en medio del océano.

Para ir tomando contacto con todo lo que supone rodar en medio del agua, primero han optado por utilizar la increíble piscina Sunway Lagoon, donde montaron todo un complejo sistema de captura de movimiento en medio de la piscina principal. El Rig estaba compuesto por nada menos que 52 cámaras reflex de la casa Canon, que disparaban a la vez de forma que se conseguía el ansiado efecto “Bullet-time“. Este primer vídeo no tiene desperdicio:

Pero es que no contentos con eso y viendo que lo de rodar en un entorno controlado como es una piscina no daba más de sí, cogieron los bártulos y se fueron a rodar en las playas de Australia. En esta ocasión el equipo utilizado era un rig más que especial, compuesto por nada menos que 30 minicámaras HD de la casa GoPro, que acompañaba a los surfistas mientras cabalgaban las olas. El resultado, en el vídeo con el que comienza esta artículo y que es realmente impresionante. Ah y si queréis saber cómo se ha rodado, nada mejor que este pequeño “behind the scenes” que la marca nos brinda para mayor regocijo de los interesados en la cosilla técnica:

Vía: Core77