Logitech Revue fue el primer aparato a la venta con Google TV, el primero de dos si le sumas una pantalla de Sony. Aunque Logitech apostó fuerte por Google TV entendiendo que podrían replicar el mismo caso de éxito que Android, todo se ha ido al garete desde que Google ha pasado del proyecto.

Las ventas de Logitech Revue no eran buenas, esto es algo que se sabía, Google no ha hecho mucho por dar a conocer Google TV, sumado a los continuos problemas porque las cadenas de TV bloqueaban el acceso desde los Google TV hasta que Google no les pagase por acceder, han provocado que Google TV pasase de un proyecto interesante a ser un desastre. Y pese a que Logitech actualizó el software de su Revue, ya han experimentado suficiente y anuncian que no habrá segunda generación.

En las propias palabras de Guerrino De Luca, CEO de Logitech en una conferencia para anunciar resultados trimestrales:

El segundo error que cometimos es Logitech Revue y no es un error intencionado, no es un error de estrategia, es un error de implementación de naturaleza gingantesca.

Si Google TV no estaba preparado para lanzarse, ¿cómo es posible que Logitech lo vienes viable? ¿Cómo es posible que Google lance un producto inacabado?

Las prisas nunca son buenas y a Google le ha pasado factura. El intento por competir contra Apple en las televisiones ha provocado que Google TV sea un fracaso, por lo menos hasta la última versión que ya permite instalar aplicaciones. Aun así, con aplicaciones disponibles para Google TV, no sirve de nada si los fabricantes no desean crear aparatos con este sistema operativo. Quizá es ahí donde entra Motorola Corvair.

Vía: Electronista