Jumptap es una empresa que se dedica a la publicidad móvil y como tal tiene acceso a datos anónimos relevantes sobre los usuarios y sus teléfonos. Es por eso que no han dudado en publicar una investigación muy interesante que compara los hábitos de actualización en octubre de los poseedores de un smartphone, en concreto entre iOS, Google y BlackBerry OS. ¿Qué revelan estos estudios? Como se puede ver en la gráfica superior, la adopción de nuevas actualizaciones de sistema entre los poseedores de un iPhone o un iPad es asombrosa.

Tan solo quince días después de la liberación de iOS 5 el 32% de los usuarios tenían actualizado su dispositivo. A diferencia, el mes de octubre también fue el de la presentación de Android 4.0 y BlackBerry BBX. Sin embargo, ninguna de estas dos plataformas arrojan unos porcentajes parecidos. Por ejemplo en el caso de Android menos de la mitad de sus usuarios estaban ejecutando Android 2.3 (la versión corriente) nueve meses después de su lanzamiento. En la misma situación estaba un 25% de los propietarios de Blackberry, aunque BB6 lleve un año en el mercado.

¿A qué se debe esta diferencia tan acusada, el triple en velocidad de actualización? La fragmentación de la que hemos hablado en otras ocasiones que afecta al ecosistema de Google tiene parte de culpa pero también, según Jumptap, la gran tendencia entre los aficionados a la manzana por estar al día con la última tecnología que les provee la empresa de Cupertino. Hay que recalcar que la expectación generada en torno a iOS 5 habrá contribuido seguro, sin embargo el hecho de que Apple habilite fácilmente el sistema de actualizaciones el mismo día para todos los dispositivos es la parte más importante de este pequeño debate.

Hay otros datos relevantes del estudio que conviene destacar. Como os mostramos en la siguiente imagen existen hábitos diferenciados si se compara el uso móvil concreto de los smartphones de Samsung y los iPhone. Mientras que los propietarios de un terminal de la coreana acceden un 27% más a las aplicaciones instaladas, los propietarios de iPhone acceden el doble a la web. En concreto esta particularidad se ve justificada por la edad media de una y otra plataforma, más joven en aquella. Eso explicaría por qué los juegos arrasan en los Samsung mientras que las aplicaciones de entretenimiento y noticias lo hacen en iOS.

Un público más maduro, pero también más dispuesto a ir a la última, ¿será esta una descripción general del propietario de un iPhone? ¿Debería Apple pensar en un modelo móvil más económico para atraer al público joven que no se contenta con un iPod touch? Quizás haya llegado el momento para ello.