Hace ya unas horas que os informamos de la liberación de iOS 5.0.1 para todos los dispositivos móviles de la manzana que soportan esta versión. Sinceramente, la actualización inalámbrica es una maravilla y en mi caso no tardó más de unos cuantos minutos, así pueden venir todas las que quieran, ¿no es cierto? El problema viene cuando Apple asegura que esta actualización soluciona los problemas de consumo de batería que habían experimentado algunos usuarios y luego se comprueba que una buena parte de estos afectados siguen comprobando cómo la batería sigue muriendo más rápido de lo normal.

Esta conclusión se puede extraer de los foros de Apple donde se sigue discutiendo sobre este asunto, concretamente en el caso de los iPhones 4S. ¿Entonces qué podemos decir sobre el asunto? Es probable que en Cupertino sigan investigando el tema si ven que no mejora, pero os recordamos que en un post anterior ya tratamos sobre varios ajustes que podíamos modificar para mejorar la duración de la batería, como los servicios de localización y algunos otros.

En general también debemos pensar que algunos cambios que se han introducido el mes pasado con iOS 5 y el iPhone 4S pueden contribuir a que la vida útil sin carga se haya reducido: ¿un uso excesivo de Siri quizás?, ¿las sincronizaciones con iCloud?, ¿el nuevo centro de notificaciones y cómo estas se muestran por pantalla? Hasta la utilización desmedida del sensor de proximidad en el último modelo pueden estar contribuyendo a esta problemática.

Pero más allá de todas estas consideraciones, lo que deseábamos es saber cómo os va a vosotros, lectores de este blog, desde que ayer se produjo la actualización a iOS 5.0.1. ¿Habéis notado una mejora en el consumo de batería como en mi caso o la situación sigue como hasta ahora? Esperamos vuestras respuestas en los comentarios.