El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei ha confirmado que Microsoft está exigiendo pagos de regalías por la fabricación de productos con el sistema operativo Android de Google.

Por más loco que suene esto, no es el primer caso. Ya en abril del año pasado, Microsoft habría llegado a un acuerdo con HTC para que esta le pagara a los de Redmon una cuota de licencia de $5 dólares por cada dispositivo Android fabricado por los tailandeses, y recientemente en julio de este año, Steve Ballmer y compañía fueron más lejos y pidieron a Samsung la friolera de $15 dólares por cada terminal Android vendido, además de tener platicas y tratos con varias empresas más que estarían en la misma situación, lo que daría como resultado que Microsoft gane cinco veces más dinero por los acuerdos logrados con los fabricantes de Android que por las ventas de Windows Phone, por lo que no es de extrañar que la cacería de brujas continue y sea otra empresa de oriente la que sufra los ataques del gigante de la computación norteamericano.

Víctor Xu, Director de Marketing de Dispositivos de Huawei, confirmó a The Guardian el lunes por la noche, que  las negociaciones sobre las licencias de ciertas patentes de Microsoft siguen en curso, ya que según el gigante estadounidense de software esta patentes son vulneradas por las implementaciones de hardware de Android.

Durante el lanzamiento de los nuevos productos de Huawei para el reino unido Xu dijo:

Sí, Microsoft ha llegado a nosotros. Siempre respetamos la propiedad intelectual de las empresas, pero tenemos 65.000 patentes en todo el mundo también. Tenemos suficiente para proteger nuestros intereses. Somos un actor muy importante en Android

Xu sugirió que la adquisición de Motorola por parte de Google ( la cual todavía esta en marcha) podría conducir a una mayor protección para los fabricantes de Android en un futuro cercano.

La compañía con sede en Shenzhen es el segundo mayor fabricante de infraestructura de redes de telefonía móvil, detrás de la sueca Ericsson y por delante de Alcatel-Lucent y Nokia Siemens Networks y con grandes expectativas por estar entre los cinco primeros fabricantes de teléfonos inteligentes durante los próximos tres años, por lo que el movimiento de Microsoft sería de lo más acertado y podría traerle una gran cantidad de ganancias y de paso hacer un poco más atractivo Windows Phone, ya que en algunos casos la licencia de este tendría el mismo costo que utilizar Android en sus dispositivos.