Desde hace muchos años, 17 para ser exactos, la ONG Greenpeace ha estado evaluando de forma independiente a las 15 compañías tecnológicas fabricantes más importantes de nuestra época y este esfuerzo ha sido idóneo para concienciar a estas empresas de la importancia de mantener políticas ecológicas o “verdes”. Normalmente por estos meses de octubre o noviembre se informa de los resultados de sus investigaciones y el informe anual se acaba de publicar.

La calificación de Apple en este ranking por lo general ha sido bastante negativa en concreto por el uso de PVC en algunas carcasas de sus productos como el MacBook blanco. La excepción se produjo hace dos años, cuando Apple alcanzó el quinto lugar… una ilusión, pues el año pasado volvió a caer hasta el noveno puesto por no informar de su postura al respecto de la utilización de algunos componentes químicos durante el proceso de fabricación de sus aparatos.

Por fin parece que los esfuerzos en Cupertino empiezan a ser certeros y Greenpeace ha subido su puntuación hasta el cuarto lugar aunque no llega al aprobado (4,6 de nota). En la organización ecologista destacan la eliminación del PVC, su elevada capacidad de reciclaje con más del 70%, la puesta en conocimiento general de cuáles son sus proveedores y además se destaca su reciente postura de no utilización de los llamados minerales conflictivos (compuestos extraídos de minas en lugares conflictivos). Por otra parte sigue pesando la poca información que Apple da sobre la utilización de productos químicos o sus emisiones de gases contaminantes, si esta medida se realizara la puntuación subiría sensiblemente.

Atrás quedan otros fabricantes como Samsung, RIM, Sony Ericsson o Philips, aunque por delante destacan especialmente HP (5,9), seguido de Dell (5,1) y Nokia (4,9).