google_jpg

Cuando Google lanzó su botón Google+1 como avanzadilla de lo que luego sería Google+, poco a poco, este botón ha ido extendiéndose por la red e insertándose en todo tipo de páginas como mecanismo para compartir contenidos y dotarlos de una especie de «sello de calidad». Si al hacer una búsqueda en Google encontramos un resultado en el que uno de nuestros contactos pulsó el botón +1, posiblemente, el contenido merezca la pena ser visitado, un componente social que escapa de cualquier artificio SEO. Google ha dado un paso más a la hora de extender su botón (y sus efectos) y lo ha insertado, de manera más visible, en Google News, es decir, en las noticias para que también estos contenidos puedan ser marcados por los usuarios.

La idea es que si entramos en Google News si queremos ver contenidos recomendados por nuestros amigos no tengamos que hacer una búsqueda sino que también podamos verlo, directamente, en la página principal. Así que, nada más entrar en la zona de titulares, podremos ver las fotos de perfil de nuestros contactos que han compartido algún artículo de prensa a través de sus perfiles sociales para que podamos marcarlos también con un +1 y así compartirlo con nuestros círculos y amplificar el alcance del contenido para que, de paso, se fomente la conversación a través de los servicios de Google.

¿Y en qué cambia el servicio? Realmente no cambia en nada, es decir, vamos a seguir visualizando los titulares de las noticias, sin embargo, vamos a poder ver una sección especial en la que aparecerán aquéllas que han sido recomendadas por nuestros contactos y, claro está, es un detalle muy interesante porque, poco a poco, el botón Google+1 está introduciendo una componente social a las búsquedas que, hasta ahora, nunca habíamos tenido presente.

El algoritmo de búsqueda de Google, con mañana y conocimientos, era algo con lo que se podía jugar para hacer que una página web estuviera dentro de los primeros resultados al realizar una búsqueda, sin embargo, la aparición de este sello de calidad y añadir un componente social a los resultados (que puede ser irrelevante para el algoritmo de búsqueda pero que es relevante para la persona que busca) que prime el valor del contenido (o la recomendación) frente al artificio.

Personalmente me gusta esta tendencia porque, con el tiempo, podríamos estar ante una situación en la que el contenido de valor primará en los resultados y, gracias a eso, los resultados podrían ser mucho mejores.