Os lo venimos contando desde hace un tiempo. Ayer os dábamos los últimos detalles de la tienda de música de Google, algo que si bien se sabía que Google estaba probando de forma interna, no habíamos tenido oportunidad de confirmar debido a que la propia Google no daba datos oficiales al respecto. Hoy eso ha cambiado y ya es posible acceder a la tienda de música. Hace algún tiempo surgía el dato de que estaría integrada con Android Market, y de hecho es una sección dentro del mismo.

Desde el apartado Music es posible acceder a millones de canciones y lo que es mejor, compartirlas con nuestros contactos de Google+, que podrán escucharlas de forma gratuita una vez. Se trata de una muy buena iniciativa y un sistema que incentiva la compra de música y también el uso y disfrute de Google+.

¿Y cómo se consumen las canciones? Bueno, además de lanzar la tienda de música y de poder disfrutar de los temás a través de la misma o de Google+, Google ha lanzado la aplicación Google Music, algo de lo que se había hablado mucho y que lleva a todos los dispositivos Android los millones de canciones disponibles en la store. Los precios de las mismas son los que os contábamos ayer. 99 centavos o 1.29 dólares.

La nueva tienda de música, o sección, esta a su vez diseccionada en apartados que corresponden a cada uno de los géneros y subgéneros, todo un acierto para los que son maniáticos en este sentido, y que por ejemplo podrán encontrar grupos de rock progresivo tanto en el género Rock como en el subestilo Progressive/Art Rock. Lo mismo sucede con el resto de géneros principales. Metal se sub-divide en más de media docena de subestilos, bajo Hip Hop podremos encontrar 13 subestilos, etc.

De momento, y lamentablemente para la mayoría de los que estáis leyendo estas líneas, la aplicación está únicamente disponible para Estados Unidos, suponiendo que en las próximas semanas se abriría al resto del mundo aunque muy posiblemente lo haría por secciones debido a los acuerdos y burocracia que lleva el negociar con las grandes compañías discográficas y llevar a cabo este tipo de lanzamientos.

Metiéndonos un poco en detalle, la calidad de las pistas que compremos es muy buena. Se trata de archivos MP3 de 320kbps con un bitrate constante, ideal para disfrutar desde cualquier dispositivo móvil o incluso desde buenos equipos de alta fidelidad. Los sibaritas dirán que habría estado bien la opción de acceder a ficheros FLAC, pero es algo que parece no viable debido a que el tamaño de los ficheros incrementaría en más de 2 terceras partes.

Más datos, algunos bastante jugosos. Ya son millones los temas disponibles, concretamente más de 13 millones. Aproximadamente 20.000 de ellos son gratuitos, la mayoría de sellos independientes que regalan sus canciones para promocionar sus artistas y para ayudar a Google a que también promocione su nuevo sitio. Una simbiosis que tiene mucha miga, ya que los artistas pueden subir su propia música si lo desean. Dichos artistas recibirán hasta un 70% de los beneficios obtenidos con la venta, un porcentaje mucho mayor que el de otros servicios que se han probado rentables, y un incentivo a la hora de que los mismos cuelguen su música en la nueva tienda.

Se trata de un modelo interesante, y un punto que sí podría fijar un antes y un después de Google Music. El “Artist Hub” es muy sencillo de utilizar, y los artistas eligen el dinero que quieren cobrar por los temas o discos que ellos mismos suben. Cualquiera puede utilizarlo, y en el futuro podrán hacerlo también para vender música no solo a través de Google Music sino también de YouTube. ¿Quién da más? Uno de los primeros artistas de renombre que se ha lanzado a probarlo ha sido DJ Tiesto, por ejemplo.

Para evitar que la red musical se llene de temas publicados por artistas ficticios o por temas de graciosillos, Google ha establecido en 25 dólares, un precio puramente simbólico, la cuota que hay que pagar para tener acceso. Se hace una sola vez, y se trata de una cantidad muy asequible teniendo en cuenta que automáticamente nuestra música estará disponible a nivel mundial (cuando el servicio se abra al resto del mundo) y que podrán ser consumida por millones de personas. El éxito de Hub dependerá del éxito de la plataforma global, pero se trata de una muy buena opción para comenzar a vender nuestra música.

Por cierto, Google dice que ya se han descargado más de 100 millones de temas del sitio, y tan solo llevamos unas horas de lanzamiento.

Es muy posible que durante los próximos días el servicio se amplie, añadiendo más funciones sociales y una mayor integración con Google+, que parece que sigue siendo la gran baza de Google de este año y el servicio que está cambiando a todos. Google Music no podía retrasarse más. Las expectativas eran muy altas y seguramente habrá parte de los medios que critiquen la falta de una revolución real en lo que acaba de lanzar Google, pero de momento he de decir que no pinta nada mal.

¿Tendrán éxito estos nuevos productos? Parece que pase lo que pase van a crear bastante revuelo, ya que han acaparado gran parte de la atención de la red durante los últimos meses. Arrebatar el trono a iTunes parece imposible, pero no creo que sea algo en lo que Google quiera centrarse, al menos no ahora mismo. El cada vez mayor número de activaciones de dispositivos Android y la posibilidad de acceder desde cualquier terminal al servicio pueden hacer que se popularice la compra de música y el disfrute de la misma, aunque habrá que esperar.

Aunque como os digo Google Music sólo está disponible –de momento—para Estados Unidos, todo el que quiera echar un ojo es libre de hacerlo, ya que la sección musical del Market está abierta a todo el mundo. ¿Qué os parece la nueva propuesta de Google? ¿Tendrá éxito?