El iPhone 4S ha llegado a las tiendas de España y México hará dos semanas, durante las cuales hemos estado usando el terminal exhaustivamente. Cabe decir que como usuario de iPhone 4 pasarme al iPhone 4S no ha supuesto ningún esfuerzo extra, los dos terminales son muy similares, misma situación al pasarnos del iPhone 3G al 3GS.

Pero que sean terminales muy similares no quiere decir que sean idénticos. iPhone 4S supone una mejora al iPhone 4 sobre todo en cuanto a velocidad. El nuevo procesador Apple A5 ya presente en el iPad demuestra que Apple tiene un gran poder en los procesadores ARM, que añadido a que controlan al 100% el hardware de sus terminales, convierten a iOS en un sistema operativo capaz de extrujar al máximo este procesador, o incluso puede que no sea el caso. Puede que Apple esté usando menos procesador del que podría usar simplemente para alargar la vida del iPhone 4S en el momento que el iPhone 5 llege a la venta. Lo cierto es que la “S” de iPhone 4S es por speed, y si, hay mejora de velocidad.

Velocidad como base

La velocidad, ese punto fuerte que Apple siempre ha intentado imponer en todos sus terminales, todos los iPhone han tenido como clave que sean rápidos, que las aplicaciones se abran rápido, y cuando un terminal de Apple ya no es capaz de asegurar una buena velocidad, se discontinúa. iPhone 4S tiene en su nombre la S de Speed, con el procesador Apple A5 como base y con iOS 5 optimizado para esta edición del iPhone. ¿El resultado? Altamente satisfactorio.

Si es cierto que el procesador A5 se nota en tareas como abrir aplicaciones o hacer búsquedas con Spotlight, pero estoy seguro que Apple no está usando todo el potencia que da este procesador. La comparativa con el anterior iPhone 4 no me deja duda alguna. Al cargar una aplicación, sí, iPhone 4S carga más rápido, pero es tan poca la diferencia que parece como si el nuevo procesador estuviese poco optimizado para el iPhone 4S o iOS 5.

Pero no, el procesador A5 verá todo su potencia dentro de muy poco. ¿Dónde? En los juegos. iPad 2 ya tiene algunos juegos que usan el procesador Apple A5 al máximo rendimiento, algunos de estos juegos ya se están portando para iPhone 4S. Es aquí donde de verdad se verá el cambio, en mejores gráficos, en juegos con mayor carga de gráficos sin que el terminal se resienta en velocidad.

Otro de los cambios en el iPhone 4S referentes a la velocidad está en que ahora es capaz HSDPA de 14.4 Mbps, por desgracia esto es muy relativo. En cuanto a velocidad de navegación usando la red de Movistar no he conseguido ver grandes cambios de velocidad con el iPhone 4. También hay que tener en cuenta las velocidades 3G son muy relativas, depende del lugar de cobertura, de la operadora o de si la torre donde estás conectado está saturada o no.

iPhone 4S también incluye la última versión de Bluetooth, la versión 4.0, una nueva versión que el consistorio Bluetooth SIG creó como una versión donde se integran tres protocolos, el Bluetooth tradicional compatible con el resto de dispositivos Bluetooth, Bluetooth de alta velocidad solo compatibles con otros terminales Bluetooth 4.0 y Bluetooth de bajo consumo de energía, creado para por ejemplo emparejarse con otros aparatos, sobre todo aparatos que necesitan intercambiar datos continuamente pero que no necesitan mucho ancho de banda, por ejemplo un adaptador deportivo que cuente tus pasos o también en algunos dispostivios médicos. Pero a la hora de la verdad en el iPhone 4S el Bluetooth se usa de dos formas: auriculares Bluetooth y conexión a sistemas de audio. Dado a que el iPhone 4S no puede intercambiar archivos con otros terminales que no sean otro iPhone, la verdad es que no se aprovecha para nada esta tecnología.

Y aquí es cuando llegamos al GPS, algo que se supone también se ha mejorado con la integración de la red de posicionamiento GLONASS rusa, pero hasta ahora, de nuevo, sin grandes cambios en cuanto a la localización. Logra encontrar tu posición más rápido, pero la velocidad en comparación con el iPhone 4 no es para tanto.

Otro cambio que hemos notado es en la pantalla. No, no han cambiado la resolución, sigue siendo una pantalla Retina Display, pero la temperatura del color de la pantalla ha cambiado. Mientras en el iPhone 4 la pantalla es algo más azulada, en el iPhone 4S la pantalla tiene un color más estabilizado. El cambio es visible si tienes los dos terminales en frente, pero no es un cambio tan importante como para preocuparse. Los colores siguen víendose bien, sin ser tan forzados como en las pantallas AMOLED pero sin ser tan apagados como en pantallas LCD.

Cámara

El segundo de los principales cambios del iPhone 4S es su nueva cámara, algo que la verdad, a diferencia de la velocidad, si marca diferente con el iPhone 4. Apple ha usado un nuevo sensor en la cámara retroiluminado, un sistema que se lleva usando bastante tiempo en cámaras compactas, por poner un ejemplo las cámaras de Sony con el distintivo EXMOR significa que esa cámara lleva un sensor retroiluminado, ayudando al sensor a captar fotos con malas condiciones de luz.

El sensor retroiluminado no está pensado para que puedas hacer buenas fotos de noche, esto es algo que debes de olvidarte con sensores tan pequeños en los smartphones, este tipo de sensor está pensado para que las fotos en condiciones de poca luz, como atardeceres o en interiores, las fotos puedan salir mejor iluminadas. Y en el iPhone 4S esto se nota.

El sensor aumenta hasta los 8 megapíxeles, cambio provocado más que nada porque ahora el vídeo que grabes será en formato 1080p, no en 720p como en el iPhone 4. Tradicionalmente te diría que entre una cámara que graba a 720p y otra que graba en 1080p, por lo menos en smartphones, el único cambio que existe es que una graba a mayor resolución, mientras que la calidad del vídeo sigue siendo la misma, pero en el iPhone 4S con el cambio de sensor retroiluminado, mayor control sobre el enfoque y estabilizado de imagen, el cambio se nota.

Y en cuanto a la grabación de vídeo el estabilizado de imagen es sorprendente. iOS usa la técnica de usar su sensor de movimiento y el recorte de imagen para crear el efecto de estabilizado, es decir, el terminal es capaz de saber cuantos grados está de más o de menos respecto a la horizontal el vídeo, siendo capaz de grabar a un poco más de 1080p se aprovecha de este tamaño extra para hacer el recorte de vídeo, todo esto en tiempo real cuyo vídeo final es un vídeo más estable, sobre todo mientras vas andando, aunque no hace maravillas, si estás andando y estás grabando vídeo aun seguirás viendo movimiento en el vídeo, pero comparato con otras cámaras, incluido el iPhone 4, el resultado es mucho mejor.

La verdad es que se echa de menos la posibilidad de cambiar la resolución del vídeo, más que nada porque la calidad del vídeo es la misma si pasamos de 720p a 1080p y así ahorramos espacio en la memoria del iPhone.

Pero todos sabemos para que usamos la cámara más, ¡fotos, fotos y más fotos! He aquí el punto fuerte del iPhone 4S, mayor control a la hora de hacer las fotos. Como he repetido varias veces el sensor retroiluminado ayuda muchísimo a la hora de hacer fotos con poca iluminación, añadido el modo HDR de iOS 5 se pueden hacer fotos que comparadas a cámaras compactas, la verdad es que tampoco existe tanta diferencia. iPhone 4S también te permite tener mayor control sobre la profundidad de campo, pudiendo hacer fotos de personas u objetos con el fondo más desenfocado, una sensación de profundidad de campo que, de nuevo, añade más valor a esta cámara.

Las ventas de cámaras compactas caen, nadie sabe a ciencia cierta cuanto porque muchas marcas maquillan sus resultados, pero si se nota que existen menos modelos de cámaras durante el último año, también que las cámaras compactas intentan hacerse más profesionales. El motivo es porque los smartphones les han comido el mercado, de una forma implacable. iPhone 4S no les va a hacer un favor a las cámaras compactas, la necesidad de una de estas cámaras es cada vez menor. La calidad final de las fotos y de los vídeos depende de tus habilidades a la hora de enfocar y hacer una composición, pero la calidad de fotos y vídeo es excepcional.

Antennagate

El lanzamiento del iPhone 4 se vio en serios problemas por el llamado “antennagate”. Al agarrar el iPhone 4 de cierta forma, con tu mano cubriendo ambos laterales, se perdía cobertura. Apple intentó arreglarlo con una actualización de software y regalando bumpers a todos los que se compraron un iPhone 4, pero el problema es aun visible, en algunas ocasiones dejándote sin cobertura, perdiendo la señal de datos mientras hablas por teléfono o cosas así (por propia experiencia).

Apple ha rediseñado las antenas de su iPhone 4S para que esto no pase, y efectivamente, el fenómeno antennagate ha terminado con la llegada del iPhone 4S. No te voy a menter, cuando agarras el terminal con la mano cubriendo sus antenas es seguro que pierdes una ralla de cobertura, pero esto es un problema obvio, que pasa en todos los terminales, al tapar una antena el terminal tiene que usar una señal más fuerte para lograr conectarse a una frecuencia que garantice una buena calidad de conexión.

El rediseño de la antena se ha basado en crear cuatro antenas visibles diferentes en vez de tres como antes, esta tercera en la parte superior del iPhone.

Siri

Siri, wake me up at eight in morning” Y Siri pondrá una alarma para que a las 8 de la mañana te levantes. Siri me parece una de las aplicaciones más revolucionarias del iPhone 4S/iOS 5, una pena que siga en fase beta y que no sea capaz de entender el español, pero llegará para 2012.

Siri es un asistente personal de lo más aplicado, capaz de aprender tus horarios, tus citas recurrentes o incluso de quien es quien en tu agenda, eso si, con tu ayuda introduciendo estas características. Es sin lugar a duda un factor crítico en la elección del iPhone 4S frente a otros terminales, y cuando esté disponible en español va a ser muy difícil a algunas grandes contringantes de Apple llegar a este punto, ya que el desarrollo de Siri está mucho más avanzado que otras aplicaciones actuales para Android.

El cambio que hace Siri en el iPhone 4S es sobre todo de comodidad, el poder responder mensajes o correos electrónicos usando tu voz, o hacer consultas hablando de forma natural es algo impresionante. Existen comandos de voz predefinidos con una decena de aplicaciones que te permiten ser más específico con Siri y así evitarte problemas de que no te entienda, aunque esto es algo que en todas las aplicaciones que usen reconocimiento por voz seguirá pasando, Siri es capaz de entender bastante bien hasta las ordendes más entrevesadas.

Apple dispone de una API específica para usar Siri con aplicaciones, por lo que seguramente se empezarán a ver más aplicaciones que sean compatibles con Siri, añadiendo más valor a las aplicaciones de iOS frente al resto de sistemas operativos.

¿Pero podrá Siri combatir algo tan culturalmente raro como hablar a tu teléfono? Mientras tienes tus auriculares conectados puedes usar el control remoto añadido al cable para abrir Siri, aun me parece un poco raro ir caminando por la ciudad y hablar con tu teléfono como si fuese tu asistente, pero esto es el futuro de lo que los smartphones deben de ser, ser tan “smart” como para entenderte y hacer algunos trabajos por ti.

Batería

Llegamos a un nivel crítico de novedades en iPhone 4S, ¿qué pasa con la batería? La verdad es que la medición de la batería siempre ha sido un punto flaco para mi, ¿cual es la forma perfecta para medir una batería con tantas aplicaciones, redes, operadoras, música y vídeo de por medio?

La verdadera medición que a mi me interesa cuando hablo sobre la vida de la batería es realmente si es capaz de aguantar más de un día un uso normal. Y por normal, por lo menos para mi es que sea capaz de aguantar varias horas de reproducción de música, uso intensivo del email, reproducción de algún vídeo, generalmente desde YouTube, varias horas de juegos y de mensajería instantánea, todo vía 3G y que además al final del día quede suficiente batería como para aguantar hasta el día siguiente. Y es que vivimos en un momento en el que las baterías no han evolucionado lo suficiente como para aguantar días, las grandes pantallas táctiles, sistemas operativos pesados, procesadores muy potentes entre otras características provocan que al final del día incluso la batería de mayor capacidad sea de poca ayuda.

En el caso del iPhone 4S ha cumplido mis espectativas, de entre todos estos días que lo llevo usando por regla general tras un día de uso intensivo logro que la batería quede alrededor de un 30% – 35%. En comparación con el iPhone 4 veo que el 4S consume más energía. Lograba más batería “extra” con el iPhone 4.

Pero de nuevo, es muy relativo la medición de las baterías, depende muchísimo del uso que le des a tu smartphone, eso si, el día de uso no se lo quita nadie.

Veredicto

8/10

Apple presentó el iPhone 4S con muchas críticas dado a que los cambios eran mínimos, seguramente la mayoría creíamos que presentarían el iPhone 5, pero en cambio lo que llegó fue un iPhone 4 con mejor procesador, mayor capacidad, nueva cámara y un extraño ayudante llamado Siri. Si el iPhone 4 fue uno de los terminales más vendidos para Apple logrando grandes cuotas de mercado, no me espero menos del iPhone 4S. Seguramente muchos usuarios que aun estaban con el iPhone 3GS ya se están pensando en actualizarse, además de captar a muchos usuarios desencantados con Android o porque simplemente quieren seguir la moda de tener un iPhone.

iPhone 4S añade más valor del que se cree, es una buena actualización pero seguramente no la mejor o la que algunos de nosotros nos esperábamos, aun así pasando tiempo con este terminal, comprobando la calidad de la cámara y mejor rendimiento de las aplicaciones, es un terminal muy recomendable.

¿Es el iPhone 4S el merjor smartphone del mercado? (si eres un fan de Android, para de leer y salta al siguiente párrafo) Sí. iOS sigue siendo uno de los mejores sistemas operativos, iPhone 4S es un terminal sólido con muy buenas características técnicas y con una imbatible tienda de aplicaciones, algo que aun sigue siendo prácticamente imposible de alcanzar. Es una pequeña actualización del iPhone 4, pero es que el iPhone 4 ya era el mejor smartphone disponible a la venta.

¿Vale la pena actualziarse desde el iPhone 4? Esta es la pregunta que muchos se estarán haciendo, teniendo un iPhone 4 en la mano, ¿debo actualizar? Mi respuesta es no. El iPhone 4 sigue siendo un increíble terminal con mucho potencia para por lo menos año y medio. Si tienes un iPhone 4 no es que no te aconseje actualizarte, pero el iPhone 4 sigue siendo tan buen terminal como hace tres semanas y me parece absurdo tener que cambiar de móvil por unos pequeños cambios que seguramente con el tiempo tu iPhone se aprovechará de ellos.