logolinkedin

Quizás muchos estéis pensando que ya es hora de dar el salto a otra compañía porque pensáis que podéis hacer muchas más cosas, afrontar nuevos retos y proyectos o, simplemente, dar un giro a vuestra vida profesional. Teniendo en cuenta que, a veces, cambiar de trabajo no es tan fácil como podríamos imaginar, podemos valernos de las redes sociales profesionales como trampolín para establecer contactos profesionales, poner en valor lo que hacemos y, básicamente, poner en la red un escaparate que de valor a nuestra candidatura.

Redes sociales profesionales como LinkedIn son un interesante aliado para darnos a conocer, establecer lazos con otros profesionales (que podrían convertirse en nuevos socios, clientes o empleadores), dar a conocer nuestra empresa o, incluso, participar en procesos de selección de personal.

El perfil

El perfil es uno de los aspectos más importantes en LinkedIn, al fin y al cabo, es nuestra tarjeta de presentación y como tal debemos emplear el tiempo suficiente en cumplimentarlo. La información que publiquemos en el perfil serán los cimientos sobre los que se sostendrán todas las relaciones profesionales que establezcamos a través de esta red.

Por otro lado, un factor que la gente suele obviar es el de la credibilidad. Siempre se ha dicho que la gente tiende a mentir un poco en su curriculum, sin embargo, hay que ser conscientes que al publicar algo en la red, las posibilidades de difusión aumentan exponencialmente y, por tanto, existe una probabilidad muy grande de que alguien que nos conozca o haya trabajado con nosotros lea nuestro perfil y si, al final, acabamos escribiendo el perfil de un personaje de una novela de ciencia-ficción, perderemos toda nuestra credibilidad.

Entre los aspectos que podemos añadir al perfil, además de los más vinculados a un curriculum (estudios y experiencia profesional), LinkedIn ha ido añadiendo más aspectos con los que enriquecer nuestro perfil: publicaciones, perfil en Twitter, páginas web (de las empresas en las que hemos trabajado, de proyectos en los que hemos participado, nuestro blog, etc), certificaciones que tenemos, cursos, reconocimientos y premios, proyectos, patentes e, incluso, aplicaciones en las que mostrar las presentaciones que tenemos colgadas en SlideShare, por ejemplo.

Las conexiones y los grupos

Una vez tengamos completo nuestro perfil es el momento de empezar a establecer conexiones con otros profesionales. Quizás, como acción de arranque, podemos comenzar a conectar con nuestros compañeros de trabajo o de estudios, puede ser una buena base sobre la cual empezar pero no debe de ser nuestro objetivo final si queremos, precisamente, salir más allá de las fronteras de nuestra propia empresa.

De todas formas, la gente que conocemos gracias a nuestro trabajo puede sernos de utilidad en forma de recomendaciones. Las recomendaciones son una herramienta muy interesante que sirve para añadir referencias a nuestro curriculum que sirvan para poner en valor nuestra experiencia profesional. LinkedIn recomienda que tengamos, como mínimo, tres recomendaciones en el perfil para considerar que éste está completo, así que ésta puede otro de los objetivos a marcarse en este primer arranque en LinkedIn.

Un buen sitio en el que poder establecer nuevos vínculos son los grupos que existen en LinkedIn, unos grupos de discusión alrededor de temáticas concretas (y hay para todos los gustos) que unen a profesionales que tienen en común, precisamente, dicha temática. Gracias a los grupos podemos discutir y comentar temas con otros profesionales de intereses similares a los nuestros y que, quizás, tengan necesidades que nuestra empresa o nosotros mismos (como candidatos) podríamos satisfacer y cubrir.

Grupos - Linkedin

Las empresas

Las empresas también tienen su lugar en LinkedIn en forma de página que podemos seguir para estar al tanto de los anuncios o novedades que publiquen pero, además, también es una forma interesante de conectar con otros profesionales.

Si andamos buscando un contacto en una empresa con la que queremos establecer alguna relación comercial, gracias a las páginas de empresas podremos ver los perfiles de profesionales de dicha empresa y las conexiones que tenemos con ellos (por ejemplo, a través de algún contacto nuestro que podría presentarnos), además, también es una forma de contactar con profesionales de una empresa en la que optamos a un puesto y, así, conocer de primera mano los proyectos que desarrollan o el ambiente laboral que se respira.

Empresas LinkedIn

El movimiento de nuestro perfil

Nuestro perfil en LinkedIn debería ser algo en constante movimiento y no me refiero a hacer spam constante con anuncios de nuestra empresa, sino que deberíamos dedicar cierto tiempo a buscar nuevas conexiones, compartir contenidos de interés (alineados con la imagen que queremos proyectar), participar en los grupos (o apuntarnos a grupos nuevos), integrar algunas de las aplicaciones o vincular publicaciones de Twitter.

Para integrar nuestras publicaciones de Twitter, simplemente tenemos que acceder a la configuración de nuestro perfil y vincular nuestra cuenta teniendo en cuenta la visibilidad que queremos dar a nuestras actualizaciones. Por norma general, las respuestas no se publican, sin embargo podemos publicar todos nuestros mensajes o únicamente aquéllos que contengan el hashtag #in, todo dependerá de nuestro ritmo de actualización de Twitter y la temática de los mensajes que publicamos.

Twitter - Linkedin

Es muy importante plantearse la presencia en LinkedIn como un “sembrar para después recoger”, es decir, hay que desterrar la mala práctica de estar en una red y, luego, esperar el milagro. En el caso de las redes sociales, los milagros no existen y cualquier cambio profesional es consecuencia directa de nuestra propia actividad y la estrategia seguida para crear marca personal.

Preguntas y Respuestas

Existe un recurso en LinkedIn que anda algo escondido pero que, realmente, puede ser un buen trampolín para poner en relieve lo que sabemos hacer o los productos que ofrece nuestra empresa: las preguntas y las respuestas. En esta sección los usuarios de LinkedIn formulan preguntas para que el resto de usuarios participe con sus respuestas que pueden ser de todo tipo y abarcar muchas temáticas (tecnología, contratación, ventas, marketing, publicidad, comunicación, etc).

Vale la pena darse una vuelta de vez en cuando por esta sección y compartir lo que sabemos en forma de respuestas puesto que, gracias a estas contribuciones, estaremos dándonos cierta notoriedad y el resto de participantes podría visitar nuestro perfil y, quizás, conectar con nosotros para arrancar un proyecto, una colaboración entre empresas o, directamente, para hacernos una oferta de trabajo.

Business Meeting

Tú eres tu mejor proyecto

El mejor proyecto en el que podemos trabajar somos nosotros mismos y, por tanto, si queremos mejorar nuestra carrera profesional debemos ser proactivos y usar LinkedIn adecuadamente. Pensemos que esta red social está formada por 131 millones de usuarios, es decir, 131 millones de profesionales con los que poder establecer lazos de colaboración.

Personalmente, creo que el peso de LinkedIn está aumentando cada vez más y gracias a las herramientas que está lanzando para las empresas, no será raro que muchas compañías realicen sus procesos de selección a través de esta red social y prueba de ello es el botón que lanzaron para que se vinculase el perfil de LinkedIn en las ofertas de empleo lanzadas por las empresas.