Que el malware es una de las grandes lacras de Android es claro si nos fijamos en las noticias que nos han llegado durante gran parte de este 2011. Posiblemente y en parte es debido a que se trata de la plataforma móvil que más se ha expandido. Android cuenta con más de 200 millones de terminales en el mercado, por lo que se trata de una plataforma idónea para la llegada de apps con malware. Aún así, los datos que aporta el último estudio realizado desde Juniper Global Threat Center asustan. Según el estudio Android habría aumentado las cifras de malware en un 472% desde el mes de julio.

La razón la cuentan desde la página:

Lo único que se necesita es una cuenta de desarrollador, algo relativamente sencilla de anonimizar, pagas 25 dólares y ya puedes fijar tus aplicaciones. Si no existe un proceso de revisión inicial, no existe ninguna comprobación para ver si su aplicación hace lo que dice, simplemente el usuario/desarrollador deberá incluir una breve descripción de lo que se supone que es la aplicación.

Quizá en este punto encontramos la gran diferencia con Apple. Mientras que en Android hay más libertad a la hora de generar contenido de aplicaciones, en Apple hay que pasar por un riguroso sistema antes de aprobarse. Mientras que eso perjudica a Apple porque entran menos apps, a Android le perjudica por la posibilidad de que se “cuelen” muchas aplicaciones que llegan con malware.

Así lo enfocan desde el informe de Jupiter:

La razón principal de la epidemia de malware en Android se debe a los diferentes enfoques que Apple y Google tienen para controlar sus tiendas de aplicaciones. A la libertad del modelo en la tienda de Android le falta de firma de código y un proceso de revisión en la solicitud, proceso que Apple exige. Esto hace que sea más fácil para los atacantes distribuir su malware.

Desde luego, son cifras para tener muy en cuenta y en las que Google debería fijarse para mejorar el proceso de selección de aquellas aplicaciones que dañan a Market. Una revisión más exhaustiva a la hora de seleccionar evitaría que estas cifras fueran en aumento en el futuro.