General

Detrás de la foto: Dalí Atomicus

Por 15/11/11 - 04:22

Detrás de la foto: Dalí Atomicus

¿Que sucede cuando juntas un excelente fotógrafo con un excelente pintor? La increíble imagen que ves aquí arriba. Philippe Halsman y Salvador Dalí se juntaron una tarde de 1948 para realizar una fotografía que demuestre la suspensión y el detenimiento y tras algunos intentos fallidos, algo de agua y unos gatos algo asustados, crearon la increíble imagen titulada Dalí Atomicus, que hace poco fue reseñada por Behind The Photo.

Philippe y Dalí empezaron a colaborar juntos en la década del ’40, donde produjeron una serie de retratos con el pintor como protagonista, hasta el punto de lanzar un libro titulado “Dali’s Mustache”, mostrando el bigote característico de Dalí en 36 diferentes vistas y posiciones. La idea de Dalí Atomicus surgió por la fascinación que ambos experimentaron al ver la fotografía de alta velocidad de Harold Edgerton, titulada “Coronet“, donde se puede ver como una gota de leche al impactar con una superficie roja crea un patrón de corona.

Ambos artistas pensaron en emular en cierta manera esta fotografía, buscando la idea de suspensión y surgieron ideas de hacer estallar un pollo o derramar leche. Como ambos sabían que estas primeras ideas no iban a tener buena recepción en el publico debido a la crueldad animal y el derroche de leche, se decantaron por el uso de agua y gatos, como toda linea de pensamiento normal llevaría a concluir.

La idea era sencilla: Yvonne, la esposa de Philippe, sostendría la silla que se ve a la izquierda con sus manos. Unos asistentes a la izquierda lanzarían el agua que tenían en unos baldes. Otros asistentes a la derecha harían volar los gatos. Dalí, en el centroizquierda de la imagen saltaría en el momento justo y Philippe algunos milisegundos después oprimiría el disparador de su cámara de formato medio, para imprimir la imagen en papel de gelatina de plata.

Una vez hecho todo el proceso, Philippe se dispondría a revelar la gelatina de plata, los asistentes limpiarían el piso (y calmarían los gatos), mientras que Dalí e Yvonne esperarían los resultados. Difícil seria creer que semejante imagen resultó de un solo disparo. Pues no, se necesitaron 28 intentos, 28 gatos arrojados, 28 baldes de agua y 28 placas de gelatina para lograr la imagen perfecta. En palabras de Philippe:

Seis horas y 28 tiros después, el resultado satisfizo mi deseo de perfección. Mis asistentes y yo estábamos todos mojados, sucios y completamente exhaustos – solo los gatos lucían como nuevos.

La imagen perfecta de Philippe fue la siguiente:

Las manos de Yvonne fueron removidas, las cuerdas de piano que sostenían los cuadros y atriles fueron eliminadas y se le aplico un ligero recorte para focalizar más la imagen en el pintor. El nombre de la fotografía deriva en la combinación del nombre de Dalí y “Leda Atomica”, que es el titulo de la pintura que se observa al costado de la imagen, tapada por uno de los chorros de agua. Leda Atomica es un retrato frontal de la esposa de Dalí, Gala, que esta sentada en un pedestal, donde un cisne la besa en su mejilla.

A continuación y a modo de galería, las tomas fallidas de esta increíble y original fotografía de Salvador y Philippe.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies