Courier es un proyecto de Microsoft del que se viene hablando hace bastante tiempo pero, al parecer, parece que Bill Gates habría intervenido y todo habría terminado en nada. ¿Por qué? El rumor, que viene desde CNET, reza que Steve Ballmer, el actual CEO de la compañía, habría llamado al fundador para que diera su punto de vista en relación a la línea de negocio que debía seguir con Windows 8 y las tablets y sobre Courier.

Gates, que es una persona que siempre apoyó, antes que nada, a Windows y el ecosistema de aplicaciones que tiene Exchange, recomendó a Ballmer dedicarse completamente a Windows 8 porque Courier, estaría ayudando a matar a algunas aplicaciones como Outlook. J. Allard, la persona a cargo del proyecto de Courier, opinó que todos aquellos que fueran a tener una Courier, al mismo tiempo, tendrían un smartphone para chequear correos electrónicos y usarían la tableta para tomar notas y usar el doble display para hacer dibujos, plasmar ideas y hacer lluvias de ideas con sus pares.

Si bien el sistema operativo de Courier iba a tener el núcleo de Windows, iba a estar reducido a lo más básico y no tendría las familiares líneas de diseño que conocemos y venimos usando hace años ya que, sobre todo, estaría enfocado a responder correctamente al tacto y, sobre todo, a un stylus.

Por lo poco que se pudo ver en relación a Windows 8 enfocado a las tabletas Microsoft supo hacer las cosas bastante bien modificando un poco la interfaz gráfica y, al mismo tiempo, también permitiendo que se pueda instalar todo lo que se puede instalar en la versión del sistema operativo de escritorio. Si tenemos en cuenta esto, lanzar Courier con un sistema que no sea ese sino uno mucho más minimalista que no sirva para todo, sería dar uno o dos pasos para atrás. ¿Qué empresa quiere eso? Ninguna.

Un miembro del team que estaba encargado de desarrollar Courier dijo que, hasta ahora, no hay ningún productor comercial que tuviera las características de lo que ellos estaban desarrollando. “Era muy innovadora y ningún competidor tenía lo que nosotros”, aseguró.

Mientras que el equipo ya estaba preparando la estrategia de marketing y se estaban por anunciar la fecha de encargue y pre-lanzamiento y hasta con todo cerrado con algunas empresas de hardware Microsoft habría decidido cancelar el producto y enfocar todas sus energías a Windows 8.