Noticia importante de producirse. A través de SemiAccurate se acaba de informar que Apple podría estar preparando la transición desde AMD a NVIDIA para las unidades de procesamiento gráfico (GPU) de sus próximos MacBook Pro.

No deja de ser curioso porque precisamente es un movimiento en sentido contrario al que realizó en 2009, cuando diversos problemas técnicos centrados en reproducciones de vídeo distorsionadas, acompañados de supuestas condiciones económicas exigentes hizo que Apple abandonara esta plataforma en favor de AMD. Pero en el mundo de la tecnología los caminos se separan para volverse a encontrar, si no que se lo digan a Steve Jobs y NeXT. Comenzando con los próximos portátiles con procesadores Ivy Bridge la empresa de la manzana podría volver a la antes odiada NVIDIA.

Y es que en el mercado actual parece que solo existen estas dos empresas a la hora de elegir compañero de negocios. Aunque también hay que destacar que el mercado de GPUs dedicadas se agota a medida que los chips gráficos integrados en el procesador aumentan sus prestaciones, toman la calle y se venden cada día más. Es decir, que en el caso de que este cambio se produzca solo lo veremos disponible en los portátiles más potentes de la casa, pero nunca en los Air o los MacBook Pro de entrada en la gama que utilizan la propuesta integrada de Intel. En la fuente del rumor no se menciona nada de las versiones de escritorio, los iMacs, pero apuesto a que la solución se hace extensible a aquellos también.