Ayer vimos cómo Google Music revolucionaba el mundillo de Internet con algunas propuestas muy interesantes. Aunque las funcionalidades de la plataforma son variadas y seguramente las veremos en profundidad en otros posts, en esta oportunidad vamos a destacar una de ellas: la posibilidad que tendrán los sellos independientes y los músicos para ofrecer como descarga sus canciones y además, venderlas con una ganancia del 70 por ciento, algo que le da preminencia a Google Music por sobre cualquier otro servicio disponible.

Sin embargo, aquellos que no quieran relacionarse con Google tienen otras alternativas para seguir, que igualmente puede ser redituables e interesantes. Existen muchas formas de promocionar nuestra música a través de Internet, aún antes de la existencia de Google Music, y no tiene por qué ser a través de una discográfica o de plataformas como iTunes, sino que puede ser a través de sitios más pequeños o que no tienen como finalidad promocionar a músicos independientes, pero lo hacen accidentalmente.

Hemos compilado una lista con cinco servicios que son similares a Google Music en algunas de sus funcionalidades, pero siéntanse libres de agregar sus propias alternativas en los comentarios.

  • BandCamp: este servicio es uno de mis favoritos, porque como artista te permite subir música y ofrecerla como descarga gratuita, pero como amante de la música también te permite descubrir nuevas bandas. Necesitaremos hacer algo de inversión para poder armar una cuenta en este sitio, pero BandCamp es, en mi opinión, uno de los competidores más fuertes de MySpace en lo que a la música se refiere. ¿Por qué? Porque nos ofrece un sitio personalizable, nos deja poner el precio que queramos a la música que ofrecemos online, y nos permite armar una base de datos con las personas que hayan descargado nuestro disco.

  • SoundCloud: si bien SoundCloud es un servicio menor a BandCamp en lo que ofrece a los usuarios, la calidad de audio es una de las mejores que se encuentran en Internet, y aunque en este último tiempo se han puesto un poco estrictos con el tema de los derechos de autor, bajando muchas canciones y cancelando cuentas de usuarios (esto no lo hacen sin previo aviso en varias oportunidades, lo que es un detalle a destacar), pueden ser una alternativa interesante. SoundCloud nos permite generar reproductores que se pueden insertar en cualquier blog o página personal, totalmente personalizables con colores y tamaños. De hecho, varios sellos independientes de Estados Unidos lo usan como una forma innovadora de compartir su trabajo.

  • SoundOwl: el hermano pequeño de SoundCloud, SoundOwl tiene menos atractivo estético pero es igual de útil, pues comparte con este último sitio algunas de sus funcionalidades básicas. La calidad del audio también es muy buena, y aunque no podamos personalizar nuestros reproductores, sí se pueden insertar como código iFrame en blogs y otros sitios. Para nosotros que somos los que escuchamos, también cuenta con un buscador interesante, y una categorización por géneros que nos permitirá descubrir nuevos artistas.

  • Grooveshark: el tiburón es ya un bien ponderado servicio de streaming online utilizado por millones de personas diariamente. Aunque cuenta con algunas limitaciones que provienen de la separación entre una cuenta gratuita y una de pago, sin pagar nada podemos acceder a miles de canciones de algunas de las bandas más populares del mundo. Sin embargo, también podemos encontrar muchos artistas independientes que suben sus canciones a Grooveshark para difundirlas. Aunque cuenta con un buscador, nada en Grooveshark nos indica que estas canciones están presentes, por lo que queda en manos del artista que sus potenciales escuchas se dirijan a sus canciones. Se trata de uno de esos servicios de los que les hablábamos, accidentales colaboradores en la difusión de la música independiente.

  • YouTube: algunos pueden descreer del potencial que tiene YouTube para difundir música independiente, pero la verdad es que es bastante grande. Basta nada más subir un video, compartirlo con las personas correctas y dejar que todo suceda. Algo que también ayuda es subir videos con covers de artistas famosos para aparecer bien posicionados en los resultados de búsqueda. Para que veamos mejor cómo funciona, miremos a dos casos de éxito recientes. Uno de ellos es la banda brasilera A Banda Mais Bonita Da Cidade, quienes publicaron hace algunos meses el video para su canción «Oraçao». El video fue totalmente viral en Brasil, y en un fin de semana la banda estaba en boca de todos. No tomó demasiado para que la canción, encantadora por cierto, llegara al resto de Latinoamérica. Actualmente tiene casi 9 millones de vistas en el sitio. Por otra parte, los americanos de Pomplamoose, esa sensación de videos que hace covers clásicos, está transformando su tarea de «divertirse» en YouTube en algo totalmente rentable.