Durante el IFA de Berlín celebrado a principios de septiembre, Viewsonic detalló su nueva línea de tablets para el tramo final del año, con una estupenda ViewPad 7x, con procesador de doble núcleo para competir con las Iconia Tab A100, Galaxy Tab 7 (o 7.7) y resto de tablets de 7 pulgadas de alto rendimiento, ViewPad 10pro, una 10 pulgadas con arranque dual, y una pequeña tablet para dominar la gama económica. Poco sospechaban los creativos de la marca que Amazon estaba al acecho, preparando la madre de todas las sorpresas en el mundo de las tablets para pillar a la competencia por sorpresa. Así pues, la humilde Viewsonic ViewPad 7e ha seguido su ritmo de producción, ajena a otros fabricantes, y ya está prácticamente preparada para asaltar el mercado de todo el mundo.

La firma americana ha anunciado oficialmente la disponibilidad de su producto más económico de la categoría, que verá la luz en Norte América a finales de este mismo mes, a un precio recomendado de US$200, el mismo que la competencia de Amazon. En el corazón de esta ViewPad 7e late un pequeño pero interesante procesador ARM Cortex-A8 de un núcleo a 1Ghz, acompañado por 512MB de memoria RAM para la gestión del sistema operativo Android Gingerbread (2.3) sobre el que funciona. Para cuestiones de almacenamiento contamos con 4GB de memoria interna junto a un slot para tarjetas MicroSD hasta 32GB — haciendo un total máximo teórico de 36GB de almacenamiento — La pantalla de 7 pulgadas en formato 4:3 tiene una resolución de 800×600 pixels y tiene capacidades multi-touch, lo que apunta a un panel capacitivo. La conectividad se consigue gracias a su adaptador Wi-Fi 802.11b/g/n y Bluetooth 2.1+EDR.

Las especificaciones parecen quedarse «un poco cortas» siguiendo los estándares impuestos por Kindle Fire, aunque hay que tener en cuenta que la velocidad del procesador doble núcleo de esta última no ha sido revelada, y que su coste de fabricación supera al precio de venta al público, sobre el que faltan por aplicar los debidos impuestos estatales. La nota interesante la ponen sus dos cámaras, una principal en la parte trasera de la unidad con una óptica sencillísima de 3 Megapixels, y una frontal, con resolución VGA (640×480) para comunicaciones, punto en el que destaca sobre la tablet de Amazon, más centrada en la lectura y el entretenimiento digital, y en la que han optado por prescindir de cualquier tipo de cámara o micrófono. Los 512MB de memoria RAM pueden haber sido la causa de que este dispositivo se quede sin su ración de Honeycomb, por lo que Viewsonic ha preferido incluir una versión Gingerbread con una capa de personalización llamada ViewScene 3D, que anima la interfaz visual del sistema de Google con algunas animaciones 3D para disfrute del usuario.

En cuanto al mercado europeo, se espera un esquema de distribución similar al americano, con lo cual podríamos verla por España tan pronto como a comienzos del mes de noviembre, y con suerte se respetará el precio anunciado, muy económico, situado en 165€, convirtiéndose en una fantástica opción para los presupuestos ajustados. ¿Podrá competir contra el gigante de las ventas por internet? Kindle Fire se ha ganado un montón de fans con su aparición en la conferencia de Amazon, y sus estupendas características lo situan como el caballo ganador, al menos en Estados Unidos; lo que suceda en el resto del mundo está por ver.