En este momento sonará trillado pero no hay otra forma de decirlo: ha sido un día triste para el mundo entero. Nuestros compañeros editores en los diferentes blogs de Hipertextual comparten este dolor: cada uno de ellos, a su modo y enfocándose en sus áreas de conocimiento, ha cubierto la noticia con gran desconsuelo y aflicción. Es decir, muchos de las publicaciones hechas hoy en Hipertextual no sólo han ayudado a difundir e informar acerca de este suceso sino que, inevitablemente, también han sido un espacio de desahogo, para compartir la tristeza y el impactó desencadenados por aquella. A continuación, rescato algunos de los hermosos e íntimos comentarios de nuestros compañeros.

ALT1040

Además de presentar la noticia de la muerte de Steve Jobs, Eduardo Arcos en ALT1040 presenta un emotivo relato personal acompañado de una reflexión. Titulada «Gracias por todo, Steve», la publicación cuenta cómo las palabras de Steve Jobs, más particularmente aquellas pronunciadas en el famoso discurso en la Universidad de Stanford, hicieron ruido, es decir cómo éstas lograron que Eduardo enfrentara a sus fantasmas y para perseguir lo que su corazón y sus instintos dictaban:

«Palabras que me cambiaron por completo, que me hicieron entender que la gran mayoría de límites para hacer cosas son impuestos por nosotros mismos, que el 90% del trabajo para hacer lo que uno realmente quiere es tener la fuerza y sobre todo la valentía suficiente para hacerlo, y lo hice.»

Además, cabe señalar una curiosidad: en su artículo también comenta que Steve Jobs no fue para él un ejemplo de cómo llevar adelante un negocio. El fundador de Apple lo inspiró de otro modo, por otro lado: el humano.

«De Steve Jobs no aprendí acerca de cómo llevar una empresa, no me inspiré de sus modelos de negocio innovadores, del esfuerzo de sus dos compañías, Apple y Pixar, por hacer las cosas diferente. Su gran enseñanza está en la impresionante atención al detalle que tenía, de las ganas incontenibles de empujar el mundo hacia adelante, de mirar al futuro y sentirlo como el presente, de ser EL emprendedor por definición, incansable, inconmesurable, obsesionado con cambiar el mundo y hacerlo mejor.»

Finalmente, ALT1040 también presenta otros artículos que le rinden homenaje a Jobs desde otras perspectivas. De este modo, podrán encontrar la carta de despedida de Bill Gates, y otras publicaciones como su vida a través de imágenes y sus frases más célebres.

Bitelia

Por su parte, Bitelia también anunció la muerte del co-fundador de Apple y, más particularmente, logró crear una compilación de 15 interesantes citas relacionadas al mundo del software y del desarrollo, y de los cambios introducidos por su mirada tan única y particular. Ordenadas en diferentes categorías como «Innovación y Calidad», «Diseño», «Internet y Tecnología», «Marketing» y «Software», algunas de las más destacables o, mejor dicho, de aquellas que más me gustaron, son:

«La innovación es lo que distingue a los líderes de los seguidores.»
«El diseño no es solo cómo se ve, sino cómo funciona.»
«No creemos que sea posible proteger los contenidos digitales. Lo realmente impresionante de este sistema de distribución llamado Internet es que nadie va a apagarlo, y tan sólo hace falta una copia de algo para subirla y difundirla. Nunca podrás parar algo así, lo que tienes que hacer es competir con ello.»

Lo que más me atrae de estos tres comentarios son los conceptos, las ideas, la filosofía detrás de ellos. Dicho de otro modo, Steve Jobs jamás intentó vender exclusivamente un producto o un servicio, siempre busco que Apple esté estrechamente relacionado a una experiencia, a algo memorable y diferente. Esto también tiene muchísimo con otro logró: lograr que los usuarios vean a los ordenadores y a la tecnología de otro modo, que la relación entre ambas partes sea algo cálido y único, y no una experiencia fría y artificial.

Cuchara Sónica

Para mi sorpresa, nuestros compañeros del blog musical también le han dedicado una publicación a este entrañable personaje. Un post llamado «El mundo de la música también recuerda a Steve Jobs« ofrece una selección de algunas declaraciones y comentarios de celebridades del universo de las melodías y de la percusión, desencadenadas por el fallecimiento de Jobs:

«Como todos sabréis en estos momentos, hace tan sólo unas horas se marchó de este mundo una persona muy admirada y conocida no sólo en el ámbito tecnológico sino también en el ámbito de nuestra vida cotidiana.»

En adición, sorprendiéndome aún más, muchas de las citas presentadas están relacionadas a algunos de mis artistas y de mis bandas musicales favoritas:

«Gracias por las herramientas, la inspiración, las posibilidades… ya te echo de menos, Steve.» —Trent Reznor
«Estamos realmente tristes tras conocer que Steve Jobs ha fallecido. En todas las ocasiones en las que hemos coincidido siempre ha sido una persona encantadora, y siempre fue tan humilde como talentoso. Como toda la gente que le conoció, y también los millones que no llegaron a hacerlo, nosotros también le echaremos de menos.» —Coldplay

Sobre estos últimos, recordemos que hace casi un año atrás, el líder de la banda británica, Chris Martin, cerró un evento especial de Apple con unas hermosas canciones. A continuación pueden ver el vídeo con una afectuosa introducción de Steve Jobs:

Extracine

Siguiendo con las ramas artísticas, nuestros amigos cinéfilos de Extracine le dedicaron una publicación a Steve, enfocándolo desde una perspectiva muy acorde, desde algo que les comentábamos horas atrás en su biografía: la fundación y el éxito de Pixar. La editora responsable de la nota, Becky Santoyo, expresó lo siguiente:

«Steve Jobs ha fallecido. Un hombre que aprovechó cada día de su vida, cada momento, cada segundo, creando y evolucionando no sólo el mundo de la computación; su obra y legado también queda en el mundo del cine. Por eso, le recordamos.»

Es así como el post ofrece un recorrido por la fundación y la expansión de Pixar tras la forzada renuncia de Jobs de Apple, y describe cómo la creación de la película Toy Story marcó un antes y un después en el cine y en la animación:

«Gracias a Jobs, en 1991, Pixar cierra un acuerdo con Disney para co-financiar y distribuir producciones, largometrajes de animación generada por computadora. “Toy Story” fue la primera película realizada bajo este convenio, misma que cambiaría la historia de la animación por completo; Steve Jobs figura como productor ejecutivo de la aventura protagonizada por Woody y Buzz Lightyear.»

También me gustaría señalar la fuerte presencia de Apple en uno de mis films favoritos de Pixar: WALL-E. Verán aquí un vídeo que explica las referencias, los mejores momentos de la manzana junto a un robot claramente chaplinezco:

En adición, nuestros compañeros tecnológicos de Gizmología y Gizmovil también cubrieron la noticia, y en el caso de estos últimos, resaltaron la creación de una casilla de correo electrónico para que puedan enviarse mensajes de apoyo y de condolencia:

«Hoy es una día triste para el mundo, Apple acaba de anunciar que Steve Jobs ha muerto. Se va una de las mentes más brillantes de los últimos tiempos. Apple ha creado una dirección de correo rememberingsteve@apple.com a la que se pueden enviar condolencias.»

AppleWeblog

Para finalizar con el recorrido por los blogs de Hipertextual, muchos de ustedes ya habrán leído en diversas publicaciones nuestras opiniones sobre este desafortunado pero natural suceso. Nuestro compañero Daniel Muñoz reflexionó acerca de la grandeza del fundador de Apple y comentó lo siguiente:

Definir la influencia de alguien como Steve Jobs en nuestras vidas, tan envueltas en la tecnología, es muy complicado. Como ya comenté en un post reciente, Steve Jobs está presente sin querer en multitud de programas de ordenador de cualquier plataforma y en muchos dispositivos electrónicos actuales, pues su forma de hacer tecnología ha acabado impregnando a la competencia, a empresas que se han inspirado en su manera de entender los productos de consumo. Mi primer contacto con una creación de Steve se produjo en 1986 delante de un Macintosh que poseía un maestro de mi colegio con el que tengo una excelente relación hasta el día de hoy. Su orgullo al hablar de ese ordenador, la forma en que lo utilizaba y hacía cosas increíbles me dejó sorprendido. No fue sino hasta épocas más recientes, año 2005, que me interesé de nuevo en sus productos a través de un reproductor musical iPod. Este dispositivo, su modo intuitivo de uso, su sencillez y su diseño, me sorprendieron tanto que acabé curioseando en su gama de ordenadores y terminé adquiriendo uno. Quizás sea el mismo proceso que hayan seguido otros muchos, que mordieron el anzuelo desde los iPods hacia arriba. Desde entonces solo he visto cómo Steve seguía trayendo nuevas ideas al mundo cada una superior a la anterior. Por eso no puedo menos que agradecer su buen trabajo por todos estos años. Fue un genio en su campo, y por tiempo se le recordará como el máximo impulsor de la tecnología moderna de consumo.

Por otro lado, Carlos López logró encontrar el equilibro entre la lógica o la razón, y los sentimientos. Aquí les dejo sus hermosas palabras:

«He admirado a Steve Jobs a lo largo de mi vida por diferentes aspectos. Fue un hombre grande entre los más grandes, por ser polifacético. Como visionario, me maravilló el modo en que cambió para siempre la manera de escuchar música con un solo producto, pequeño, sencillo, minimalista, y sobretodo intuitivo: iPod. Como emprendedor, me pareció extraordinaria la forma en que, luego de ser despedido de la compañía multimillonaria que él mismo fundó, hubiera revolucionado de nuevo un mercado completamente diferente, creando una empresa de animación: Pixar. Un líder absoluto, incansable; un revolucionario.»

Llamado el Da Vinci moderno, el Picasso de la tecnología, y la huella de su muerte comparada con la de John F. Kennedy y John Lennon, Steve Jobs fue una de las mentes más importantes del mundo y será recordado no sólo por su aporte a la tecnología y a la informática, sino que también por sus logros en áreas como el cine, la música y, tal vez más importante, la humanización de los ordenadores y de los dispositivos.

En lo personal, meses atrás comentaba que mi primer acercamiento con Apple fue un iPod Video de Quinta Generación. Jamás podré olvidar la sorpresa y el impacto que me generó posar mi dedo sobre la rueda: fue una sensación única, íntima, casi de una novela de fantasía, de ciencia ficción o, por qué no, de realismo mágico. Años más tarde llegó un MacBook Pro y debo confesar que, con un fuerte historial de Windows a mis espaldas, me costó un poco reestructurar mi cabeza a OS X. Pero no demasiado: además de ofrecer diseños e interfaces de usuario estéticos y artísticamente hermosos, los productos de Apple, el legado de Steve Jobs, simplemente funcionan. Su obra logró cambiar mi forma de pensar, de trabajar, y de relacionarme con la tecnología, con los dispositivos técnicos y con los ordenadores.

Gracias Steve por mostrarnos el camino, gracias por crear hermosas herramientas que hacen de la vida algo más fácil.