Los dispares números de tablets Androids cambian cada día, un día resultan ser un fracaso, pero al día siguiente resultan ser un éxito de ventas. Lo único de verdad que se sabe es que las tablets con Android suponen ya el 1,8% de los terminales Android según sus propias estadísticas.

Pero hay algo preocupante en las tablets Androids que definitivamente la última información sacada de los resultados de Motorola, no ayudan a mejorar. Motorola presentó ayer sus (malos) resultados del último trimestre, indicando entre otros datos que tan solo fueron capaces de entregar 100.000 unidades de su Motorola Xoom durante el verano. Y cuidado con el término entregar, porque la nota de prensa de Motorola indica eso, terminales entregados a mayoristas como tiendas o las operadoras, no terminales vendidos.

Para que puedas hacerte una idea, durante el invierno en el que se lanzó se vendieron unas 250.000 unidades y otras 440.000 unidades en primavera. La caída de pedidos es drástica.

Así de imposible está la competencia en el mundo de las tablets si no resultas ser Apple, que aun sigue dominando todo el mercado de las tablets. Aunque resulta extraño, aun siendo Motorola Xoom la tablet que Google lanzó la primera versión de Honeycomb, pese a que después se cambiaron rápidamente a Samsung en el Google IO, tampoco se saben a ciencia cierta cuantas tablets Samsung se vendieron, de entre todos los tamaños que ahora tienen a la venta. Y aun con rumores de una segunda generación de Xoom, es normal que uno se pregunte que será de esta generación cuando todo el mundo parece estar más atento al iPad que a las tablets Android.

Aunque es cierto que las tablets Android están poco valoradas, mayoría tienen potencial, pese a que su mayor problema aun sigue siendo la falta de aplicaciones y buenos juegos disponibles en su tienda de aplicaciones.