¿No querías nuevo iPhone? Toma el nuevo iPhone 4S. Se acaba de presentar y ya hay dos opiniones formadas en todo el mundo: o te encanta o lo odias. Sin términos médios, que hablamos de un producto de Apple y la mayoría de personas somos bastante tajantes con sus productos.

iPhone 4S trae novedades interesantes, como en su día lo hizo el iPhone 3GS tras actualizarse del iPhone 3G, pero no hay duda alguna, muchos de nosotros esperábamos ver algo más por parte de Apple y no es que estas novedades estén más, pero seamos sinceros, cuantos estabais esperando un iPhone 5.

Sin rastro del iPhone 5

De nuevo las estimaciones del iPhone 5 se llevan al extremo adelantándose. No hay iPhone 5 por ahora, es decir, no habrá iPhone 5 hasta el 2012 que es, según la teoría de Apple, cuando se debería de presentar.

Muchas esperanzas de actualización de hardware y novedades estaban filtradas para el siguiente iPhone, como una mejor cámara, sistema NFC para hacer pagos o incluso una pantalla de 4 pulgadas. Pero pon fin a estos pensamientos durante unas semanas, por lo menos hasta que se empiece a hablar de nuevo del siguiente iPhone.

Lo bueno del iPhone 4s

Este iPhone tiene algunas mejoras importantes, sin duda una de las mayores será su software, iOS 5 llegará como complemento perfecto, pero con una exclusiva, llegan con Siri, el asistente personal para tu iPhone capaz de reconocer frases naturales. Poder hacer preguntas del tipo «que temperatura hará mañana por la mañana en París» o hacer definiciones de palabras.

Pero acciones como el poder decir «enviar un mensaje a mi mujer voy a llegar tarde a la cena», o que Siri te lea tus mensajes pendientes de revisar… El poder hablar a tu teléfono y que este te responda con lo que de verdad estás buscando es sin duda lo mejor del iPhone 4S.

Por supuesto, el ya conocido procesador Apple A5 presente en el actual iPad 2 hace su aparición, lo que automáticamente se convierte en una actualización de juegos aprovechando el motor gráfico.

Apple también ha renovado la antena móvil, siendo capaz de conectarse a las mismas redes HSDPA, pero ahora capaz de descargar a 14,4Mbps, sigue sin ser compatible con redes LTE, pero teniendo en cuenta que estas redes están mayormente desplegadas en el norte de Europa, Corea, Japón y EE.UU., no son suficientemente importantes como para que Apple le de soporte.

La nueva cámara de 8 megapíxeles del iPhone 4S también tiene parte buena como parte negativa, por el lado positivo vemos una mejora del sensor con retroiluminación, lo que va a hacer que la brecha de las cámaras compactas sea aun más grande. Recuerda que Apple mueve millons de iPhone, el modelo de teléfono más importante en muchos mercados, los fabricantes de cámaras compactas deben de estar temblando por lo que se les viene encima y ya no solo Apple, cada vez más smartphones tienen mejores sensores capaces de hacer fotos de una forma decente, aunque muchos de ellos aun siguen fallando en el estabilizado de imagen.

Un gran punto positivo, parafraseando a Carolina Denia: por lo menos valen las mismas fundas del iPhone 4.

Otro gran punto a su favor: ¡nueva capacidad de 64GB! No hay mucho que comentar, más gigas en el mismo espacio gracias a la memoria SSD integrada, muy importante ahora que es capaz de grabar vídeo en 1080p.

Lo malo del iPhone 4S

Y aquí es cuando cualquier de vosotros de verdad me lo puede discutir, pero creo que hay algunos problemas con iPhone 4S:

Mismo diseño: Y no es algo que personalmente me importe mucho, el diseño del iPhone 4/4S está bien, pero cuando tienes decenas de terminales Android y Widows Phone acechándote –aunque los números de ventas en Apple sean increíbles– con diferentes diseños y sobre todo tamaños de pantalla, puede causar que algunos usuarios se «escapen» de este termial.

Cámara capaz de grabar 1080p. Y digo yo… ¿para que demonios quieres que tu teléfono grabe en 1080p si la calidad es exactamente igual que en 720p? Lo único que cambia es la resolución del vídeo final, pero es algo que mucha gente cae en la trampa, la resolución aumenta, pero no la calidad. Y si es cierto que en algunas ocasiones tener el vídeo en 1080p es importante, pero teniendo en cuenta que hablamos de grabar el doble de píxeles, traducido: el doble de peso del archivo final, un iPhone de 16GB ya no es tan apetitoso si lo quieres para grabar vídeo, tendrás que pasar a un modelo de 32 o 64GB.