Facebook y la privacidad tienen un nuevo capítulo. La noticia llega a través de la demanda interpuesta por una mujer en Estados Unidos, la cual acusa a la red social de violar las leyes federales sobre escuchas telefónicas. La mujer argumenta que Facebook ha llevado a cabo un seguimiento de su historial de navegación en la red incluso cuando no estaba conectada a la red social.

La demanda fue presentada el miércoles en una corte federal en Misisipi, momento en el que Broke Rutledge alegó en la misma incumplimiento de contrato, enriquecimiento injusto, violación e invasión de la privacidad. La mujer no sólo ha presentado esta demanda, sino que espera que se convierta en colectiva con la unión de otros usuarios que crean estar en la misma situación.

La demanda además llega tres semanas después de que el blogger australiano Cubrilovic presentara un informe sobre Facebook donde se ofrecían datos de que la red social rastreaba los hábitos de navegación de los usuarios incluso después de haber cerrado la sesión.

Aunque luego Facebook se retractó argumentando que se trataba de un fallo y en otras ocasiones eran cookies para frustrar spam o phising, el informe presentado por el blogger mostraba que cada usuario estaba registrado bajo un identificador único que permanecía en el disco duro del usuario y que se enviaba a la red social cada vez que visitaba un sitio de terceros que contenía algún plugin de Facebook, incluso sin estar conectado a la red.

Esta última demanda, seguramente motivada por el informe de Cubrilovic, busca reparar daños y perjuicios por la violación de privacidad sin consentimiento. Un caso que promete no quedar ahí si se le suman otros tantos usuarios a las acusaciones.