Si usas con cuidado tu réflex digital, y no se te cae bajo un bus o algo así, es probable que tu adorada cámara tenga una muerte natural. ¿Te has puesto a pensar cómo muere una DSLR? Aunque la tecnología que las hace posibles haya avanzado enormemente, la causa más común de muerte es la misma que en las cámaras analógicas de 30 años o más: El desgaste del sistema de obturación.

Así es. Nuestras cámaras son principalmente electrónicas, pero es ese componente mecánico el que determina su tiempo de vida. En ALTFoto hemos hablado de él en algunas ocasiones, e incluso le hemos dedicado toda una entrada en nuestra Guía para principiantes. Las fallas que terminan con nuestras cámaras van desde una respuesta más lenta del espejo, hasta la «explosión» del sistema completo debido a la ruptura de los soportes de los resortes. Se han reportado casos en los que alguna pieza sale disparada contra el sensor y aniquila la cámara por completo.

La pregunta entonces es, como dice el título: ¿Cuántas fotos tomará mi cámara antes de morir? Y la respuesta oficial de las marcas es algo confusa. Dicen que está probado que las cámaras funcionan hasta cierto número de disparos, pero luego hablan de un promedio, con lo cual tu amada réflex puede estar por debajo o sobre el promedio. Solo lo sabrás cuando deje de funcionar. Aquí están las cifras:

Comenzamos por Nikon, porque son los únicos que comunican estos datos abiertamente y ponen una tabla en su página de soporte técnico, aunque solo están disponibles los de modelos recientes. Los números son los siguientes:

  • Las D5000, D5100, D3000 y D3100, así como la mítica D90, deberían funcionar correctamente más de 100,000 veces.

  • Las D7000, D300(s) y D700 soportaron en pruebas 150,000 disparos.

  • Las cámaras de la serie D3 deberían aguantar 300,000 ciclos.

Canon, por su parte, no aportó fácilmente información de este tipo si no hasta la semana pasada, cuando reveló que gracias a un sistema rediseñado y construido en fibra de carbono, su nueva EOS D1 X debería tener una vida útil de más de 400,000 mil disparos. Para modelos anteriores, las cifras oficiales eran entregadas solo si se presionaba a la marca, como hizo la gente de DPreview para recolectar estos datos:

  • La extinta 20D y los dos primeros modelos de la línea Rebel, las 350D (XT) y 400D (XTi), tenían una vida útil de 50,000 ciclos.

  • Las siguientes tres Rebel (450D, 500D y 1000D); las 30D, 40D, 50D y 60D; y la 5D de primera generación, deberían funcionar sin problemas 100,000 veces.

  • Las 7D y 5D MkII aumentan su expectativa de vida a 150,000 disparos.

  • Las 1D y 1Ds de segunda generación deberían durar 200,000 ciclos.

  • Las 1D y 1Ds MkIII, y la 1D Mk IV, los últimos modelos antes de la unificación de ambas líneas en la 1D X, debería resistir 300,000 disparos.

Canon no ha entregado datos oficiales de duración para las últimas Rebel (550D, 600D y 1100D), aunque es de esperarse que este sea también de 100,000 disparos, ya que la 60D de gama más alta comparte ese límite. Al parecer, otras marcas como Sony y Pentax tienen cifras similares para las gamas equivalentes. Ahora que tienes los datos, recuerda que puedes también revisar el contador de disparos de tu cámara, y estar preparado para cuando le llegue el momento.

Los dejo con dos comentarios que leí en foros de usuarios cuando buscaba la info para este post: Primero, que todos los productos tienen un tiempo de vida estimado, y bien pueden morir a la mitad de él, o cuadruplicarlo. Es una cuestión de suerte. Segundo, que en una biblioteca de USA se usaba una 1D para digitalizar archivos, y lograban alrededor de ¡3 millones de disparos! antes de tener que cambiarle el sistema de obturación (lo que al parecer hicieron varias veces). Claro, la cámara permanecía estática en un soporte, y en un lugar con las mejores condiciones posibles. De todas maneras, nos dice mucho de lo importante que es el cuidado que se le dé a la cámara.