Aun recuerdo cuando Bill Gates, hará fácil casi 10 años, comentó en una de estas entrevistas o en una conferencia (esta parte no la recuerdo), que en pocos años los ordenadores conseguirían encenderse en muy pocos segundos. Bueno, parece que se ha tardado bastante más de lo que pensaba en conseguir que Windows sea capaz de encenderse en solo unos pocos segundos, y cuando digo unos pocos es realmente pocos, menos de diez segundos.

Microsoft está mostrando al mundo poco a poco las novedades de Windows 8, ahora le toca a la velocidad de encendido. Es algo bastante importante sobre todo para personas que necesitan acceder rápido a su información, pero también es que es bastante ridículo que los sistemas operativos sigan tardando más de un minuto en encenderse teniendo memorias y procesadores tan rápidos. Según microsoft la mitad de los usuarios apaga su ordenador en vez de ponerlo en reposo.

Con Windows 8 esto parece cambiar drásticamente, gracias a una nueva forma de apagarse, en la que Windows manda una señal a todas las aplicaciones y dispositivos para que se cierren, pero guardando la información de la sesión aparte para que al encederse, tras cargar los drivers mínimos necesarios esta sesión se restaure en vez de cargar todo de nuevo.

De tener la batería en la mano, a ver la nueva interfaz de Windwos 8 tan solo pasan ocho segundos. Evidentemente todo dependerá de características de los ordenadores, seguramente cuanto más rápido sea tu ordenador más se acercará a esta meta de ochos segundos, sobre todo si usas memorias SSD por ejemplo. Pero es un gran paso para aumentar la velocidad del sistema operativo.

Lo malo es que esta forma de encenderse no guarda las aplicaciones abiertas, al contrario que el nuevo OS X Lion que guarda la sesión, las aplicaciones e información que se estaba generando.

Windows 8 se presenta en muy pocos días, el martes 13 se presenta en Los Ángeles en la conferencia Build Windows, que podrás seguir desde Bitelia ya que vamos a estar allí presentes.