Si, has leído bien, el titulo dice 5200mm y no es mentira. Aparentemente cuando hablamos de la madre de todos los teleobjetivos nos equivocamos ya que acabo de encontrar a su abuela, siendo un enorme y carisimo teleobjetivo fabricado por la marca líder Canon.

La impresionante marca de 5200mm se alcanza a través de una obra de ingeniería monumental de la cual solo 3 unidades fueron fabricadas. Su utilización más clara (debido a su peso y tamaño) es la astrofotografía aunque no quita que alguna agencia de inteligencia quiera poner sus manos sobre ella. Pesa 100 kilogramos (sin su soporte de ruedas), tiene una longitud focal efectiva de 5150mm, su distancia mínima de enfoque es 120 metros y su montura, curiosamente, es EF, por lo que hasta tu humilde Canon 1000D podría ser montada con esta bestia.

Lo interesante es que carece de diafragma, por lo que la intensidad de luz se regula a través de la utilización de filtros de densidad neutra internos, equivalentes a f/14, f/16, f/22 y f/32 dependiendo del caso. ¿Quieres un ejemplo claro de su alcance? Aquí mismo lo tienes, directamente desde el manual del aparatito:

Por ultimo, a continuación encontrarás un vídeo donde se lo muestra en detalle y se ve claramente como su magnificación de imagen arranca desde lo más angular hasta su extremo tele. Sencillamente increíble: