¿Alguien se ha dado cuenta ya a estas alturas que hoy es viernes? Así es. Y en muchos casos eso significa que estamos a unas cuantas horas de dar por finalizada la tarea semanal comenzando un período de relax y de atención a asuntos más personales y entretenidos. En Bitelia queremos celebrar esta circunstancia con una curiosidad, la nueva pantalla azul de la muerte introducida con Windows 8.

Tal como podéis observar en la image superior, se trata de un emoticono representando a una cara triste y después aparece el mensaje de error, indicando que el problema no se puede gestionar, que debería reiniciarse el sistema, y termina el texto informando del fallo concreto devuelto por Windows. Aunque se trate de una trivialidad, probablemente sea una forma de comprender el cambio de actitud experimentado por esta nueva evolución del sistema operativo de Microsoft.

Una cara triste, un símbolo amable y un mensaje comprensible son rasgos que revelan una concepción más humana del sistema operativo, con el que los de Redmond persiguen ofrecer una interfaz que guste a los usuarios, que les sea cercana. Sinceramente, hasta el azul parece menos intimidante. ¡Cuánto ha cambiado desde las viejas pantallas azules! ¿Las repasamos un momento? Empecemos con el aspecto que mostraba el mensaje de error en los inicios, en Windows 1 y Windows 2.

Avanzamos unos años, hasta una época más reciente donde reinaba Windows 95, Windows 98 y Windows ME. La pantalla azul de la muerta presentaba este estilo.

Luego llegó Windows XP, Vista y el actual Windows 7. ¿Nos ha aparecido muchas veces esta pantalla del horror?

Nada mejor que una comparativa como esta para apreciar mejor la evolución experimentada. Como curiosidad, es interesante que precisamente una cara triste como el icono ahora utilizado es el que usaba Mac en sus antiguos Macintosh, imagen que os dejamos para terminar. ¡Buen fin de semana a todos!