Está claro que cuando las cosas se hacen bien, más pronto que tarde se acaban recogiendo los frutos. Esto es lo que le está sucediendo ahora mismo a Samsung, que acaba de comunicar la cifra de 10 millones de unidades vendidas de ese enorme terminal (en todos los sentidos) que es el Samsung Galaxy S II desde su lanzamiento en Abril de 2011.

La progresión está siendo importante, y es que a principios de Julio os informábamos de los 3 millones de ventas en 2 meses.

Grandes ventas para un terminal que desde el día que nació se convirtió rápidamente en el buque franquicia de Samsung, superando incluso el éxito considerable que tuvo su antecesor el Galaxy S, que tardó 3 meses más en llegar a esa cifra mágica de 10 millones.

De hecho, este Galaxy S II les ha salido tan bien, que ya están sacando nuevas versiones hormonadas del mismo, con inclusión de tecnología LTE y pantallas HD.

Sólo un «pero» a la noticia, y es que en la comunicación de la compañía coreana se habla de «10 million GALAXY S II devices into global sales channels«. Es decir, no estamos hablando de clientes finales, sinó de canales de distribución. Interesante distinción a tener en cuenta. Sólo hace falta recordar lo que pasó en los primeros Windows Phone 7 lanzados en 2010: los 1,5 millones de unidades iniciales resultaron ser ventas a distribuidores, que al final se quedaron en 674.000 adquiridos por el cliente final.

Respecto a la cifra en sí, y aunque es impresionantes, sigue lejos, muy lejos, del inalcanzable iPhone 4: durante el segundo trimestre de 2011 ha vendido más de 18 millones de terminales. Cifras increibles para un terminal que tiene ya más de un año, y que sigue superándose en cuanto a ventas: los 18 millones de este último trimestre superan los 16 del anterior, y representan un 113 % de incremento respecto al Q4-2010.

Es curioso todo lo que rodea a las filtraciones de datos de ventas de terminales, donde parece que sólo salen a la luz las cifras de aquellos smartphones que han sido exitosos. En cambio, para aquellos dispositivos de «carrera dudosa» (Sony Ericsson Xperia Play, Nokia N8, LG Optimus y un largo etcétera) resulta harto complicado hallar cifras detalladas de su evolución. Se agradecería muy mucho imponer una obligación a los fabricantes para comunicar de forma transparente todos estos datos, de forma que desde Gizmóvil nos resulte más fácil destripar los posibles por qués de cada situación.