Con Android copando gran parte del mercado móvil, The Wall Street Journal ofrece la visión de futuro en torno a Samsung y su sistema operativo Bada. Contrario a lo que pudiera parecer, podríamos tener antes de que acabe el año un nuevo software compitiendo de tú a tú con los de Google. Al parecer, Samsung no estaría detrás de la compra de un sistema operativo móvil una vez que Google ha adquirido Motorola. La empresa tiene la intención de seguir adelante y convertir Bada en una plataforma open source.

De ser cierto los datos apuntados por el diario, Samsung deja de lado completamente la compra de un SO y comenzará a reducir su dependencia actual del sistema operativo Android. La idea es la de convertir Bada en una suite de software capaz de ser utilizada tanto en smartphones como en televisores, algo parecido a lo que tiene hoy Google en su ecosistema añadiendo la posibilidad de Android en tablets.

Teniendo en cuenta que Samsung posee una gran participación actualmente en el mercado móvil, el movimiento se espera que ayude a sostener el fuerte crecimiento de la compañía, en parte ofreciendo a los desarrolladores este cambio en la plataforma que les permita adaptar y crear de manera fácil nuevas herramientas y servicios para su software.

Los teléfonos con Bada debutaron en el 2009 y lo que parecía un sistema a punto de terminar cambió en el mes de julio. Samsung no sólo confirmaba que seguía adelante, sino que llevaría a cabo una serie de lanzamientos en breve. Se refería a los terminales Wave 3, M e Y, un trío de teléfonos inteligentes cuyo modelo Wave M será el primer smartphone en llevar la anunciada mensajería instantánea ChatOn.

Así las cosas, la transformación del sistema operativo en una plataforma open source podría estar muy cerca y confirmarse en el horizonte como un rival al que añadir entre los actuales iOS y Android.