La tercera generación de Nvidia Tegra ha sido detallada en dos nuevos «white papers« de la tecnología, con un par de sorpresas interesantes. El nuevo SoC del fabricante de tarjetas gráficas lleva ya bastante tiempo en preparación, aunque hasta ahora mismo no se conocían más detalles que el hecho de que sería el primer chip con CPU de cuatro núcleos de la compañía, diseñado específicamente para su uso en dispositivos móviles de alto rendimiento, desde tablets hasta smarpthones. Con los documentos publicados hoy por Nvidia se aclaran varios puntos sobre estos procesadores todo-en-uno, que llegarán con una gran potencia, mejor gestión de la batería, y GPU de mayor rendimiento.

La principal sorpresa que hemos encontrado a la hora de echar un ligero vistazo a la documentación de Kal-El es que el SoC con CPU quad-core tendrá un quinto núcleo, añadido a los núcleos estándar ARM Cortex A9, que será un «compañero durmiente», especialmente diseñado para manejar las tareas menos exigentes y en segundo plano para maximizar la autonomía de la batería; en el caso de una CPU estándar el sistema se vería obligado a asignar ciclos de los núcleos principales a estas aplicaciones en segundo plano o en multitarea, manteniendo el procesador activo y por lo tanto consumiendo una mayor cantidad de energía — problema del que adolecen todos los dispositivos móviles actuales — El núcleo durmiente tiene una frecuencia máxima de 500Mhz, y ofrece una eficiencia energética (potencia/vátio) bastante superior a lo habitual cuando administra procesos secundarios como las notificaciones Push, Live Wallpapers (en el caso de Android) Widgets y sincronizaciones varias. De este modo los cuatro núcleos principales se quedan libres, sin apenas gasto energético, y preparados para ofrecer el máximo rendimiento en las aplicaciones que así lo exijan, llegando a ofrecer un rendimiento hasta un 50% superior en comparación con Tegra 2.

Los ahorros en consumo de energía son drásticos, con hasta un 61% de diferencia reproduciendo video en alta definición, y un 34% cuando utilizamos juegos de gran peso, consiguiendo una autonomía mayor a la que hoy en día podemos ver en todo tipo de smartphones o tablets. Así mismo, la GPU integrada en el SoC ha sido objeto de una interesante mejora, que ayudará a mejorar la experiencia en juegos 3D con un motor de físicas exigente, trabajando junto a los cuatro núcleos principales de la CPU, además de ofrecer hasta tres veces más de rendimiento con su nueva arquitectura de 12 núcleos . Se quedan todavía cosas en el tintero, como distintos modelos y las frecuencias finales de la CPU, pero a simple vista estamos, con permiso de Qualcomm, ante el mejor SoC que veremos durante 2012