Facebook-VS-Google

Hasta la llegada de Google+ a finales del mes de junio, Facebook era el indiscutible rey de las redes sociales en un mundo en el que no tenía rival. Sus más de 800 millones de usuarios pesan bastante y, frente a esas cifras, no había manera de plantear una alternativa que llegase a calar tan hondo en los usuarios. Google+, la apuesta más social de Google, llegó con mucha fuerza y despertó la atención de los usuarios que vieron cómo esta red social llegaba para situarse como una capa social en los servicios de Google además de ofrecernos nuevos servicios (como los hangouts o la mensajería instantánea para móviles) y un buen control de la privacidad y los contactos.

El interés de Google+ provocó un aluvión de altas en la plataforma con tendencias que arrojaban crecimientos de vértigo, mucho mayores a los experimentados por Facebook y, encima, en un servicio que era una beta cerrada a la que se accedía mediante una invitación. En ese punto, Google+ ofrecía servicios que a Facebook aún no habían llegado: control de las publicaciones (privacidad), videoconferencias (hangouts) y la mensajería instantánea para móviles, una oferta que hizo que Facebook respondiese con la presentación de su videochat con tecnología de Skype que, con el reciente boom de Google+, no trascendió todo lo que, posiblemente, Facebook esperaba.

Ahí comenzó la gran carrera de estas dos redes, puesto que ambas han seguido trabajando por mejorar su oferta y es que, al final, no hay nada como la competencia para incentivar la innovación y trabajar en un nuevo catálogo de servicios. La escalada de ambas compañías no ha parado, Google+, que aún siendo la más joven parece superar los 43 millones de usuarios, ha mejorado su versión móvil, ha añadido juegos (incluyendo los adictivos Angry Birds) y ha lanzado un par de APIs (identificación y hangouts) amén de otras mejoras coincidiendo con el fin de la beta cerrada.

Facebook-Timeline01-800x428

Por su parte, Facebook no ha estado tampoco quieta y, además del videochat y algún que otro retoque estético y mejoras en la privacidad, ayer desplegó toda su artillería durante la presentación en el f8 y, ante tanto despliegue, ha subido el listón de esta competición a un nivel extremadamente alto: el Timeline y la integración con grandes como Spotify o Netflix, movimientos (sobre todo el último) que son toda una demostración de fuerza de Facebook que hace valer su ventajosa posición en el mercado de las redes sociales donde, hasta la llegada de Google+, Google nunca se había movido con mucho éxito.

Google construye su alternativa a Facebook y lanza Google+ con una serie de factores diferenciales que, posteriormente, Facebook va a adoptando poco a poco hasta que la red social de Mark Zuckerberg pega un sprint para intentar sacar ventaja en esta carrera. ¿Cuál será el siguiente paso? ¿Le toca a Google+ parecerse a Facebook para después intentar superarlo? ¿Facebook tiene miedo de Google+ y por eso adopta algunas de sus funciones y, además, despliega otras nuevas?

Con 800 millones de usuarios, la verdad, debería ser complicado tener miedo a un servicio que tan sólo tiene 43 millones, sin embargo, 43 millones en 2 meses frente a 800 millones en 7 años implica que la tasa actual de crecimiento de Google (comparada con la media anual de Facebook) es 2,25 veces superior y, posiblemente, este número preocupe a una red que podría estar tocando techo. Sea como fuere, el comportamiento de Facebook tampoco sorprende mucho porque no es la primera vez que lanza servicios similares a los de la competencia (Foursquare – Facebook Places) o proyecta lanzarlos (su alternativa a Instagram).

Google-Plus1

De todas formas, estas novedades de Facebook son un buen aporte al usuario que, al fin y al cabo, es el que se beneficia de esta competición porque, al final, va viendo cómo se mejora la oferta de servicios. Si bien es cierto que, además de que tanto cambio de diseño puede terminar desconcertando, Facebook estaba alcanzando un nivel de “sobrecarga” de servicios que sigue en aumento y, llega un momento, en que tanta información puede provocar rechazo. Google+ debió capitalizar su éxito mucho antes, aún sigue sin lanzar páginas para empresas y tampoco hemos visto nada de esa “legión de famosos” que quería reclutar. Empezó muy bien pero ha tardado mucho en presentar novedades y le ha dado demasiado margen a Facebook que, por cierto, ha sabido aprovechar extremadamente bien. Google podría haberse servido de su servicio de música, Google Music, y podría haberlo añadido a Google+ desde el principio, sin embargo, frente al tándem Facebook-Spotify lo tiene algo complicado.

¿Y qué ruta seguirá esta carrera de fondo? Ambas redes compiten por captar nuestra atención y, por tanto, nuestro tiempo pero el usuario necesita algo más que “compartir enlaces” o marcar un “me gusta” o un “+1”, busca nuevas experiencias y parece que, por ahora, Facebook se ha lanzado a ofrecer un buen catálogo. ¿Cómo responderá Google+? ¿Mantendrá esta tendencia de crecimiento? Será cuestión de ver si Google reacciona y pone en marcha un plan de contingencia que avive la llama que inició su apuesta social.