El misterio se ha resuelto, la misteriosa o misteriosas cámaras que Nikon tenía listas para el lanzamiento del 21 de septiembre (hoy), ya no es más misterio, con todos vosotros, las nuevas Nikon 1 V1 y Nikon J1. Se han presentado al mundo esta mañana, y por fin Nikon se mete de lleno en el mundo de las cámaras sin espejo, dejando unicamente a Canon como la única empresa de cámaras importante sin un sistema de cámara «micro cuatro tercios».

Es interesante como este tipo de cámaras está cogiendo una importancia en esta industria, no es que las cámaras DSLR vayan a desaparecer, es algo bastante imposible por ahora, pero se está abriendo una brecha para un mercado que está entre las cámaras compactas cuyas ventas caen «por culpa» de los smartphones, y las personas que quieren algo de mayor calidad pero sin tener que dejarse muchísimo dinero en una DSLR o tener que cargar con una pesada cámara y todas las lentes disponibles para cada ocasión. Por eso las cámaras Evil o Micro cuatro tercios tienen cierto éxito, porque la calidad de su sensor sigue siendo increíble pese a ser más pequeño y porque tiene lentes intercambiables.

Nikon presenta las nuevas Nikon V1 y Nikon J1, ambas con características muy similares con algunos detalles diferentes. Ambas comparten un nuevo sensor de 10.1 megapíxeles CMOS, capaz de grabar vídeos a una resolución de 1080p o 720p, además de tener un modo slow-motion a 1200fps. Es capaz de tomar fotos a una velocidad de 10fps, por lo que está dentro del rango de las cámaras Evil más exigentes si quieres hacer grandes ráfagas.

Incluye una pantalla de 3 pulgadas, aunque por desgracia Nikon no la ha dado unas bisagras para poder girarla y adaptarla a la toma que vayas a hacer. Siguiendo la estela de otras cámaras Evil tiene un visor electrónico de alta resolución.

Conexiones HDMI para poder conectar la cámara a una pantalla de alta definición y visualizar las fotos y vídeos, el evidente puerto USB y compatibilidad con tarjetas SDXC/SDHC.

Las diferencias están en que la Nikon J1 incluye flash, 73 puntos de auto-enfoque y del que Nikon dice es el sistema más rápido creado en una cámara de estas condiciones, un sistema para la reducción de ruido en la imagen al grabar vídeo y un procesador de imagen de doble núcleo EXPEED. Mientras, la Nikon V1 tiene soporte para un flash externo, un chasis de aleación de magnesio y puerto para accesorios.

Estas cámaras estarán disponibles en octubre, aunque el precio se definirá regionalmente aunque se comenta que estarán en torno a los $900, van a ser unas cámaras importantes a la hora de competir contra otras Evil. Este diseño simple y sencillo, el pequeño tamaño, son rápidas y la capacidad de tener lentes intercambiables… Nikon se ha echo de rogar, pero las Nikon V1 y J1 por ahora parecen ser unas claras ganadoras en el campo de las micro cuatro tercios.