Creo que es difícil de expresar con exactitud el sentimiento que muchos tenemos durante estas semanas en relación con un lanzamiento de nuevo iPhone que se hace de rogar hasta niveles nunca vistos. Llegó la presentación del iPad 2 en abril y no hubo noticias de la siguiente versión del smartphone. Alcanzamos junio, y el mes pasó sin pena ni gloria con silencio al respecto desde Cupertino. Y nos encontramos ya en septiembre y hasta el momento la sensación es muy parecida.

Añadamos a ello la falta de unanimidad en lo que respecta a la actualización. ¿Será un iPhone 4S o será un iPhone 5? ¿Habrá una renovación profunda o solo tendremos un lavado de cara? Muchos nos comentáis que en base a eso vais a decidir, o sea, que si es un iPhone 4S sabremos que se trata de un año de transición y que, por tanto, muchos esperaremos hasta un siguiente paso.

Y lo que un servidor se pregunta es, ¿no serán conscientes de eso mismo en Cupertino? Estoy convencido de que sí, saben que lanzar un iPhone 4S disuadiría a muchos de adquirir el nuevo terminal. Un iPhone 5 sería mucho más apetecible. Esta es una razón más que suficiente para saber que este año tendremos un cambio de diseño y de prestaciones importante.

Un dato adicional: el tiempo. Ha pasado casi un año y medio desde que el iPhone 4 fuese presentado. Es uno de los períodos más largos de espera en la familia iPhone. Solo entre el iPhone original y el 3G hubo una espera más larga, pues el primero se presentó en enero de 2007 y el segundo en junio de 2008. Aunque en realidad, el período fue más corto si tomamos en cuenta que el original se puso a la venta en junio.

Todo lo anterior hace suponer que el modelo que nos espera será una revolución con respecto a los pasados smartphones de la compañía. Entonces ¿por qué ha habido tantas especulaciones sobre el iPhone 4S y algunos analistas sondeando a los fabricantes y afirmando que no habrá rediseño? Porque el iPhone 4S este año también existirá. Lo más lógico y probable es que Apple presente al mundo dos modelos al mismo tiempo, un iPhone 4S con procesador A5 y algunas otras mejoras (cámara de 8 megapíxels quizás), y un iPhone 5 con rediseño completo y mayor tamaño.

Precisamente lo que se ha venido rumoreando sobre el iPad, con ese modelo Pro en ciernes, es lo que Apple podría realizar ahora, porque el mercado lo pide, porque es el momento. Pensemos en todos aquellos que quieren un iPhone pero no se pueden permitir pagarlo, un iPhone 4S satisfaría esa condición. En cambio el iPhone 5 quedaría para los más exigentes.

A las alturas de año en que estamos, los chicos de Tim Cook no pueden conformarse con ofrecer un iPhone 4 a bajo precio. Lo hicieron cuando se presentó el año pasado, quien quisiera un modelo más económico tenía a su disposición el iPhone 3GS que no fue retocado para la ocasión. El período es mayor ahora, lo que hace presagiar que los plazos serán mayores a partir de aquí. Un iPhone 4 como modelo de entrada en la gama se quedaría obsoleto en unos meses. En cambio, un iPhone 4S con carcasa de vidrio como el actual pero un cerebro más potente daría mucha guerra.

Precisamente esto mismo es lo que han afirmado ayer mismo desde la página web de Case-Mate, responsables de comercializar fundas para móviles. No sólo publicaron unas fundas disponibles para el iPhone 5 que podéis ver en este post (retiradas misteriosamente minutos más tarde), sino que además declaran en su página web:

El debate continúa sobre si el nuevo iPhone será iPhone 5 o iPhone 4S. Según nuestras investigaciones, parece que Apple lanzará ambos a comienzos de octubre. Las especulaciones indican que el iPhone 4S integrará el mismo factor de forma que el iPhone 4 pero con la última tecnología, incluyendo el procesador A5 dual-core y la cámara de 8 megapíxels.

Tal como hemos razonado, suena bastante lógico, ¿no es cierto? Aunque no apuntan a las prestaciones del iPhone 5, en la fotografía superior se puede ver un renderizado que nos hace imaginar una carcasa parecida a un iPad 2, como un iPad 2 pero en pequeño. La pregunta que ahora permanece es, ¿serán presentados para ser vendidos al mismo tiempo o habrá que esperar para el iPhone 5 unos meses más que el iPhone 4S? Lo normal sería que se ofertaran al juntos, pero ciertos rumores indican que Apple estaría teniendo problemas para tener el iPhone 5 a tiempo. En cambio, desde The New York Times vaticinan que será dentro de una semanas, tras conversar con un empleado anónimo de la manzana. Nosotros esperamos que esas apreciaciones no se cumplan y que en breve tengamos los dos terminales nuevos con nosotros, disponibles en las tiendas y los operadores.