Como no podía ser de otra manera, Instagram redobló la apuesta después de las noticias acerca de Facebook desarrollando sus propios filtros para su aplicación móvil. Ahora, la compañía de los filtros de cámaras se mete con una de sus funcionalidades fundamentales para mejorar la experiencia del usuario. Instagram 2.0 hará cambios importantes en el motor de la cámara, además de traernos nuevos filtros que se suman a los que ya son furor entre los usuarios de iPhone.

Una de las funcionalidades más importantes que introduce Instagram en su nueva versión son los filtros live, es decir, poder ver cómo quedará la foto incluso antes de tomarla. También, Instagram agregará cuatro nuevos filtros llamados Amaro, Rise, Hudson, y Valencia. Para poder desarrollarlos, a través de su blog oficial la compañía cuenta que unió esfuerzos con uno de sus usuarios, *@colerise**, y nos dice que estemos atentos a otras novedades en temas de filtros. Se vienen más colaboraciones con las personas que más utilizan el servicio.

También a destacar es el aumento de resolución de las imágenes. Instagram 2.0 contará con fotografías que son 10X más grandes que las anteriores, lo que permitirá aumentar la claridad de las fotografías cuando las tomemos. El tamaño fue aumentado de 612×612 a 1936×1936 para el iPhone 4, mientras que subió a 1536×1536 para el iPhone 3GS.

Otras de las nuevas funcionalidades que aparecerán en Instagram 2.0 son la rotación en un click (que nos permitirá rotar las fotos fácilmente desde la cámara), una mejora de su sistema de tilt shift, bordes opcionales (anteriormente no se podían sacar) y, para realmente patear el tablero, un nuevo logo que le agrega más dimensiones a su tradicional imagen de una cámara polaroid.

Lo más importante a mencionar en todas estas mejoras es el agregado de los filtros, dado que Instagram está tomando la delantera y mostrando por qué es el líder de los servicios de filtros para cámaras de telefonía móvil. Al trabajar con los mismos usuarios en las mejoras de su servicio, está aprendiendo a hacer de Instagram una verdadera app social, y además está dando lugar a los usuarios que realmente tienen algo que aportar. Sería algo interesante de ver en otros servicios, como por ejemplo, la aplicación que el mismo Facebook está desarrollando después de su intento fallido de comprar Instagram.

Otro aspecto relevante es que Instagram se haya arriesgado a cambiar la manera de funcionar que tiene su cámara. ¿Por qué cambiar un servicio que está bien? Pues para mejorarlo, por supuesto, e Instagram no tuvo temor en hacerlo. Muchos servicios prefieren no cambiar algo porque simplemente «funciona», cuando podrían estar mejorándolo, así que aplausos para Instagram en este sentido. Veremos si se logra continuar aumentando la cantidad de usuarios, que desde que se lanzó sube meteóricamente de forma constante.