Esta mañana en Madrid hemos asistido a la presentación por parte de HTC de dos nuevos terminales: el HTC Titan y el HTC Radar, que montan el sistema operativo móvil de Microsoft, Windows Phone 7. Ambos son terminales de gama alta (si bien el Radar se podría enfocar también dentro de la media-alta) y nos han dejado muy buenas sensaciones. Vienen con buenas capacidades multimedias, unas cámaras de 8 Mpx en el caso del Titan y 5 Mpx en el caso de Radar con un enfoque estupendo y algunos añadidos por la parte tocante a HTC como un novedoso sistema para tomar panorámicas de manera sencilla y automatizada.

HTC Titan, una pantalla gigantesca para un terminal a la altura

Lo primero que hay que destacar el Titan es precisamente lo que entra por los ojos, su enorme, gigantesca pero fabulosa pantalla de 4’7″ LCD con una resolución de 480×800. No es un terminal desde luego que sea apto para los que no sean amigos de llevar grandes smartphones en el bolsillo y recuerda un poco a aquel HTC HD 2 que también era espectacularmente grande (el Titan lo es más aún). Sin embargo, como contrapartida a su tamaño, que será visto como una ventaja por algunos y como una desventaja por otros, es lo maravilloso de su calidad, os podemos asegurar que actividades como ver una película, jugar a un juego, navegar por internet o ver nuestras fotos, que también son accesibles por DLNA ya que el terminal presenta esta característica, es toda una delicia.

Por lo demás también reseñar una imponente cámara de 8Mpx, grabación de vídeo a 720p con un objetivo de f/2.2 de apertura lo que asegura buena luminosidad en mayor número de situaciones ayudado por un par de flashes LED. El procesador es de 1.5 Mhz y y la batería es de 1600mAH. Enfocando un poco el producto, creo que en lo que el HTC Titan se ha convertido es en la mayor ‘bestia parda, con Windows Phone 7. Si tenemos en cuenta que el MarketPlace, aunque ineludiblemente más limitado que en otras plataformas, no para de crecer y que las novedades incorporadas en Mango como la multitarea hacen de él un sistema muy aceptable puede ser una opción muy interesante a tener en cuenta.

HTC Radar, el hermano pequeño que no se queda atrás

El HTC Radar puede parecer a primera vista el hermano pequeño del gigantesco Titan, pero hay que reconocer que aunque presenta un tamaño que podríamos considerar como más adepto a los estándares no se queda atrás en prestaciones. La pantalla en este caso es de 3.8 pulgadas, casi una menos, pero cuidado, con la misma resolución, 480×800 lo que hace que en términos de nitidez gane varios enteros respecto al Titan. El procesador es de 1 Ghz en este caso y la cámara de 5 Mpx, también con apertura de f/2.2 y grabación de vídeo a 720p, algo que para la mayoría de las ocasiones en las que se suele encontrar el usuario medio cubre de sobra prácticamente cualquier necesidad.

También se agradece el soporte para DLNA y algunas de las características que como os comentaba ha incluido HTC en los terminales con Windows Phone añadiéndoles valor extra, como las funciones para tomar panorámicas fácilmente. Costará por debajo de los 600€ en España y tanto uno como otro estarán disponibles con las principales operadoras, sin contratos de exclusividad.