El gigante de los buscadores Google sigue ampliando su cartera de productos y, en lo que es claramente una intención de meterse de lleno en el mercado de la localización, adquirió la guía de hoteles y restaurantes Zagat. Aún no se sabe cuánto pagó Google por Zagat, pero en un estimativo realizado en el 2008, la compañía estaba valorada en unos 200 millones de dólares. El español Bernardo Hernández será el encargado de dirigir la nueva adquisión, que podría significar una seria competencia para Foursquare.

Zagat es una guía de referencia de las mejores que existen en el mercado, y muchos restaurantes y hoteles se preocupan por obtener una buena calificación en sus ratings. En el blog oficial de Google, la vicepresidenta de los servicios de localización, Marissa Mayer, afirmó que la guía Zagat estará orientada a ofertas locales, para que las personas accedan fácilmente a reseñas y ratings. «Le permitiremos a las personas acceder a experiencias extraordinarias (y ordinarias) a la vuelta de la esquina y alrededor del mundo».

Uno de los puntos a favor de Zagat es que no se trata de un start-up reciente, sino que es una compañía con más de 30 años de experiencia en el mercado. Fue fundada por el matrimonio de Tim y Mina Zagat en 1979, y desde ese entonces sumaron unas diez millones de valoraciones de consumidores alrededor del mundo. De esta forma, Google no tiene que preocuparse por insertar o popularizar un servicio: ya está hecho.

Bernardo Hernández, quien oficiará de director, tiene una amplia experiencia en empresas web, y también comenzará a desempeñarse como director de Marketing de Productos Emergentes de Google. Fue el fundador del sitio idealista.com, miembro del equipo de 11870 y también está a cargo de Google Hotpot.

Fueron varios los acercamientos que tuvo Google al mercado de la geolocalización, y hasta ahora no le rindieron frutos. En 2009, intentó comprar a Yelp, pero las negociaciones no concluyeron de manera satisfactoria. Cuatro años antes, había comprado la compañía Dodgeball, pero eso tampoco prosperó, e incluso el fundador de Dodgeball abandonó Google para formar su propia empresa. Ese hombre era Dennis Crowley y por supuesto, fundó Foursquare. Latitude, uno de sus últimos intentos, también fracasó, y Google Places recientemente comenzó a importar datos de Foursquare para poder atraer a los usuarios a su servicio.

Desde hace tiempo que Zagat volvió a recuperar su vieja popularidad y se insertó en un mercado más moderno, con el lanzamiento de su aplicación web. Hoy en día, es una de las apps más populares, por lo cual Google no fue ningún tonto al hincar los dientes en su nueva compra. Sin embargo, el tiempo dirá si Zagat logrará ayudar a Google a convertirse en un líder de localizaciones, o también perecerá como el resto de los servicios que lanzó. Lo que es seguro es que Foursquare tendrá que comenzar a cuidar sus espaldas e innovar de una forma más rápida y certera.