Si has estado siguiendo las noticias y los lanzamientos relacionados a Apple en el último año, recordarás que, a partir de la misteriosa y accidental aparición del prototipo del iPhone 4 en un bar, los de Cupertino se han hecho una fama de despistados o, por qué no de expertos estrategas a la hora de sembrar expectativas. En las últimas 24 horas, dos nuevos casos que se relacionan mucho a aquella anécdota han salido a la luz: la reciente aparición de otro prototipo del iPhone, y una extraña situación que involucra la visita a la Genius Bar en una Apple Store.

«¡Barman, hay un iPhone en mi copa!»

Recordemos la historia del iPhone 4: en abril del año pasado, un empleado de Apple habría olvidado el prototipo del smartphone en un bar de Redwood City, California. Tiempo más tarde, éste fue comprado por la suma de 5 mil dólares por el reconocido sitio Gizmodo, revelándose fotografías y detalladas reseñas sobre el dispositivo. Este incidente ganó muchísima exposición y resultó en investigaciones y enfrentamientos entre Apple y el blog dedicado a noticias tecnológicas.

Ahora bien, pareciera ser que, de algún modo, la historia se repitió este año. De acuerdo con CNet, un nuevo prototipo de iPhone ha sido recientemente avistado y extraviado en un bar ubicado de San Francisco:

«Repitiendo el extraño incidente de exposición pública del año pasado, una vez más un empleado de Apple parece haber perdido un iPhone en un bar. De acuerdo con una fuente relacionada a la investigación, el iPhone errante, originalmente perdido en el distrito de Mission en la ciudad de San Francisco, desató una lucha por parte de la seguridad de Apple para recuperarlo. «

Este dispositivo fue extraviado en el bar mexicano Cava 22 y, si bien los Cupertino rastrearon el teléfono en una casa en San Francisco, no fueron capaces de encontrarlo —incluso habiéndole ofrecido dinero a sus residentes. En otras palabras, el paradero de este gadget, posiblemente el prototipo del iPhone 5, sigue siendo desconocido. Algunos rumores señalan que podría haber sido vendido por la suma de 200 dólares a través de Craiglist.

La Máquina del Tiempo de Apple

Esta otra noticia me impactó aún más, tal vez porque la del prototipo del iPhone tiene aires del 2010. Esta reciente anécdota no esconde robos, persecuciones, ni ofertas de dinero: simplemente se trata de una inocente visita a una Apple Store que resultó en una gran e inusual sorpresa.

De acuerdo con el sitio web Cult of Mac, un informante se vio en la necesidad –y en la urgencia– de contactar a la Genius Bar después de que su Mac comenzara a darle problemas. Con la expectativa de que pudieran ayudarle, sacó una cita en la Apple Store de Stamford, Connecticut. Días más tarde, al ir a retirar su equipo –que sufrió un reemplazo de disco rígido–, un empleado de la Genius Bar también le entregó un disco externo, que supuestamente contenía una copia de respaldo de todos sus archivos y documentos. Ahora bien, cuando esta persona conectó el dispositivo en su ordenador, se topó con una gran sorpresa: un backup de Time Machine de los archivos internos de la Apple Store. En otras palabras, documentos secretos y confidenciales de la tienda de Apple con fechas que van desde fines de 2009 hasta mayo del 2011.

«¿Qué hay en el disco? De acuerdo con el informante, documentos confidenciales, manuales internos, técnicas de ventas de Apple, listas de control, diseños de productos, cronogramas, fotografías, imágenes y vídeos de las actividades corporativas de Apple, vídeos de reuniones, estructuras de negocio, y mucho, mucho, mucho más.»

No sé ustedes pero a mi me parece increíble y hasta una situación absurdamente descuidada. Por otro lado, cabe señalar que el informante contacto a Cult of Mac con capturas de pantalla, con esperanzas de poder venderles el disco rígido. De acuerdo con el blog, ellos no pagan por sus noticias y mucho menos por información confidencial. En adición, dicen haberle ofrecido –sin respuesta ni éxito– ayuda a esta persona para contactar a Apple y devolver el dispositivo.

Estas dos noticias, particularmente la última, me han sorprendido y han despertado en mi algunas reflexiones. En primer lugar, me cuesta creer que una empresa tan grande y que siempre se ha distinguido por su extremo hermetismo pueda perder dispositivos tan fácilmente. Si bien muchos podrán decir que se debe a las «pruebas de campo», también me resulta demasiado casual que sus iPhones se pierdan poco tiempo antes de ser oficialmente anunciados. En otras palabras, tomo una posición de creer que se trata de estrategias para lograr que los medios hablen de Apple y de sus productos. Por el contrario, la anécdota del disco rígido externo me ha dejado helado. En caso de que sea cierto, me sorprende que algo así pueda suceder, que los empleados de los de Cupertino puedan ser tan descuidados.

Finalmente, un último comentario: ¿notaron cómo los blogs y los medios se han comenzado a cuidar más con las declaraciones que hacen sobre la información aparentemente confidencial de Apple? Sin lugar a dudas, lo sucedido con Gizmodo ha marcado una línea, un antes y un después sobre el manejo de la información.

Imágenes vía TFS y Cnet