La compañía de la manzana ha expresado hace unos días una idea que podría llevar la guerra de patentes contra los fabricantes de Android a un siguiente nivel. Pues, como menciona nuestro título, Apple afirma que Andy Rubin obtuvo inspiración para crear el framework de Android mientras trabajaba en Cupertino a inicios de los años 90. Estas aseveraciones se engloban en la causa que en estos momentos los enfrenta a HTC ante la Comisión Internacional de Comercio (ITC) norteamericano.

Exactamente una parte de la petición de revisión presentada por Apple menciona lo siguiente:

Los antecedentes relevantes de Android y del señor Rubin no se inician, como HTC desea hacer creer a la Comisión, con su trabajo en General Magic o en Danger a mediados de los 90. En realidad, como la evidencia reveló en la audiencia, el Sr. Rubin comenzó su carrera en Apple a principios de 1990 y trabajó como ingeniero de bajo nivel respondiendo específicamente ante los inventores de la patente 263 (API en tiempo real) justo en el momento en que fue concebida y desarrollada. […] Por lo tanto, no es de extrañar que la infractora plataforma Android utilice el enfoque de subsistema reclamado en la patente 263, que permite flexibilidad de diseño y posibilita a la plataforma ser «altamente personalizable y ampliable», como le ocurre a HTC.

Apple termina mencionando que la inspiración de Andy Rubin para el framework de Android podría no estar directamente relacionada con las peticiones pendientes de revisión, pero al menos pone en evidencia que HTC ha distorsionado la historia para obtener ventaja en la demanda. Ahora paremos a meditar en lo que la empresa de Cupertino está diciendo exactamente pues podría tener grandes implicaciones:

  1. Por un lado sostiene que Android se inició en realidad en Apple y Andy Rubin, su fundador, extrajo ideas de su departamento que luego incorporó a la base principal del sistema operativo móvil que más tarde fue comprado por Google. Se trata de una acusación que eleva los términos del debate hasta escalas mucho mayores que hasta ahora.

  2. Aunque ni el iPhone ni tan siquiera el iPod existían a los comienzos de la década de los 90, es interesante remarcar que los desarrolladores de Apple ya estaban trabajando en el código que luego crearía la plataforma iOS, lo que nos da una idea del tiempo que se ha estado gestando el iPhone y su ecosistema dentro de la compañía.

Esta información que os mencionamos hoy da una nueva perspectiva a la trama de demandas que Apple sostiene contra los fabricantes de terminales basados en Android. Es un hecho que Andy Rubin trabajó en Apple desde 1989 hasta 1992 y al ser ingeniero de software seguro que tuvo acceso a desarrollos en fase de creación. Como ya hemos dicho otras veces, lo que Apple está intentando proteger son sus inversiones pasadas. Cuando una empresa invierte un capital económico y humano en crear nuevas invenciones no le hace mucha gracia que venga cualquier otra empresa a copiarles la idea para no tener que gastar esa misma cantidad de recursos en ofrecer algo distinto… así pueden vender sus productos a precios más bajos.

Lo más transcendente de toda esta noticia es que, en último término, Apple podría haber puesto sobre la mesa una cuña que finalmente podría llevarle hasta Google en base a la reciente adquisición (aún pendiente) de Motorola Mobility. Si esta nueva petición presentada el viernes fructifica ante el tribunal, nada impide que la argumentación de haber infringido la patente 263 se repita en las demás causas pendientes, entre ellas la que le enfrente a Motorola, ahora subsidiaria de Mountain View. Estaremos muy atentos a los próximos movimientos de las partes implicadas.

Imagen: NZZ