Un trípode es una herramienta esencial para la fotografía, principalmente nocturna o con teleobjetivo. Pequeñísimos movimientos imperceptibles pueden ser revelados por los largos tiempos de exposición o por el zoom que amplifica estos movimientos. De todas maneras un buen trípode aunque no excesivamente caro puede ser una herramienta que no todos los fotógrafos poseen. A pesar de eso, un mal trípode es mejor que no tener trípode.

Existen varias opciones diferentes para estabilizar la cámara, y aunque en ocasiones sólo una superficie firme es suficiente, es posible utilizar una diversidad de elementos, e incluso trípodes caseros construidos por uno mismo.

La Bolsa de Arroz

Una bolsa de arroz u otro grano menudo puede ser un excelente forma de nivelar la cámara sobre una superficie dura. Si en general cualquier bolsa puede ser útil, ahora se encuentran en el mercado este tipo de herramientas con una rosca para cámaras para que esta se quede aún más firme.

Un tornillo y una cuerda

Aunque no se trata tanto de un trípode sino más bien un estabilizador casero. Un tornillo que entre en la rosca para trípode de la cámara, y una cuerda atada al tornillo puede funcionar como estabilizador. El truco consiste en sujetar la cuerda con el pie mientras que elevamos la cámara para crear tensión en la cuerda. Esto nos permitirá sacar fotografías más estables sin tanto peligro de movimientos bruscos.

Pinza de carpintería

Las pinzas de carpintería utilizadas para sujetar una madera a la mesa, o cualquier tipo de pinza para sujetar a la mesa (como las que utilizan las lámparas), pueden ser fácilmente convertidas en trípodes caseros. Con un tornillo de 1/4 pulgada de diámetro (son estándar y fácil de encontrar). La cámara quedará bien sujeta y el trípode será fácil de transportar.

Trípode casero

Via Photo Argus

Con un poco de ingenio y unas cuantas piezas es posible construir tu propio trípode según las especificaciones que necesites. El tamaño del tornillo (1/4 de pulgada) y la estabilidad del artefacto serán las dos características principales que tendrás que tomar en cuenta.

Tu propio cuerpo

Via: Erica_Marshall

En casos de urgencias cuando necesitamos un trípode pero no tenemos nada a nuestra disposición, es posible utilizar nuestro propio cuerpo para estabilizar la cámara.

  • Apuntando desde el visor con los codos bien apoyados sobre nuestro costados o entre si (los codos cerrados y la cámara sobre el rostro).
  • Una rodilla: La cámara apoyada a nuestra rodilla mientras que nosotros sentados en el suelo.
  • Los pies bien abiertos: La estabilidad del cuerpo con los pies abiertos es una posición natural para evitar movimientos bruscos.

Steadycam casero

Tanto para vídeo como para fotografía es posible construir un steadycam casero con pocos instrumentos. El steadycam funciona bajando el centro de gravedad de la cámara lo más posible. Una rosca de trípode, un tubo largo y un contrapeso en el extremo inferior son suficientes para construir un steadycam de bajo presupuesto.

Temporizador de 2 segundos

Pero sin importar qué tipo de trípode uses, la mejor forma para lograr la mayor estabilidad es usar el temporizador de dos segundos. Este no nos de tiempo para alejarnos de la cámara a toda velocidad pero si sirve para sacar fotografías sin el ligero movimiento que hacemos al presionar el disparador. Preparar la toma y sacar una fotografía con este temporizador nos permitirá tener fotos más estables, incluso sin usar trípode.