Todos tan contentos con que Samsung por fin actualizase su Galaxy Tab 10.1 con su interfaz TouchWiz y ahora, paran. Samsung anunció vía Twitter que la actualización se ha detenido, aunque ha prometido que volverán a mandar la actualización pronto, sin mencionar fechas.

Parece que esta brusca parada se debe directamente a problemas con el software de la actualización, que ha mostrado fallos a algunos de los primeros usuarios que se han actualizado. Tras descargar la actualización directamente en su Galaxy Tab y reiniciar el terminal, es incapaz de arrancar de nuevo el sistema operativo, dejándolo en un loop infinito sin posibilidad de hacer nada e incluso impidiendo hacer una restauración de la anterior versión, lo que viene a ser un pisapapeles muy caro.

Samsung, que ha sido de las primeras en lanzar una actualización para Android Honeycomb que inserte sus propias novedades en Android, es la primera que tiene que enfrentarse a estos grandes problemas. Por un lado los afectados que ahora son incapaces de arrancar sus tablets, pero por otro conseguir encontrar el problema, volver a empezar a hacer los tests en diferentes condiciones y por fin, volver a lanzar la actualización, no sin miedo de poder perder de nuevo toda la información.