anonymouslogo

Desde que arrancase la operación AntiSec allá por el mes de junio, miembros de Anonymous y LulzSec han puesto en jaque a empresas vinculadas a Defensa o a la mismísima OTAN. En esta ocasión Anonymous ha publicado en Pastebin un mensaje con el que pretenden provocar un enorme dolor de cabeza a Vanguard Defense Industries un habitual contratista de Defensa especializado en vehículos aéreos no tripulados, que cuenta entre sus clientes al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y algunos cuerpos de policía del país, y al que habrían sustraído una importante cantidad de documentos confidenciales.

En su comunicado, Anonymous comunica que ha recopilado 1 GB de información (entre documentos y correos electrónicos) del Vicepresidente de la Compañía, Richard T. García que, además, fue durante 25 años agente del FBI y, posteriormente, asesor de seguridad de la compañía petrolera Shell. En este mensaje, el colectivo hace especial mención al ShadowHawk, un UAV valorado en 640.000 dólares que es utilizado por Estados Unidos en África, Panamá o en la frontera entre Estados Unidos y México y que podría ser el eje en torno al cual girase toda la información publicada.

Entre los documentos publicados se encuentran correos electrónicos, actas de reuniones, contratos, planos y esquemas, acuerdos de confidencialidad, información de carácter personal sobre empleados de la compañía y más de una docena de documentos clasificados para uso oficial y de carácter sensible sobre lucha antiterrorista. Por ejemplo, uno de los documentos publicados es un correo electrónico entre el García y el Departamento de Justicia de Estados Unidos comentándoles las posibilidades del ShadowHawk si fuese utilizado por los U.S. Marshals.

Además, como conclusión, Anonymous lanza un aviso a todos los contratistas de Defensa y suministradores de material para las fuerzas de seguridad:

Vamos a ir a por vuestros mensajes de correo, vuestros historiales de archivos y vuestros documentos confidenciales

Lo que está claro, después de ver cómo se está desarrollando la Operación AntiSec, es que las empresas de Seguridad y Defensa, u organizaciones como la OTAN, tienen un serio problema de seguridad y, como he comentado alguna que otra vez, todas las organizaciones que manejan información sensible deberían plantearse seriamente una revisión de sus sistemas o una auditoría de seguridad.