Fue ayer mismo cuando hicimos un repaso de los aspectos más importantes de la quinta beta de iOS 5, una actualización que apunta claramente a la cercanía del lanzamiento oficial de iOS 5 para el gran público. En realidad, en el post de ayer nos centramos en una funcionalidad solamente, el dictado de texto por voz integrado en el teclado táctil. Sin embargo hubo un asunto que pasamos por alto y que es tanto o hasta más importante que el punto anterior, nos referimos a Core Image.

Tal como se apuntó en la presentación al mundo de iOS 5, este nuevo sistema operativo para los dispositivos móviles de la manzana implementaría una nueva capacidad fotográfica integrada. Ahora se ha sabido más acerca de ella al descubrirse una serie de líneas de código que nos ayudan a deducir que lo que Apple pretende es añadir a nivel base de sistema una serie de filtros para las fotografías que los desarrolladores podrán usar en sus aplicaciones.

Es decir, hasta ahora las aplicaciones de terceros como Instagram, Camera+ y otras parecidas debían buscar sus propias soluciones para modificar y añadir efectos a las fotografías tomadas lo que encarecía la programación e imposibilitaba un uso generalizado de estas funcionalidades. A partir de iOS 5 esto será mucho más sencillo pues en el propio código del sistema operativo existirá la forma de usar estos efectos sin necesidad de crearlos. Lo que esto significa en resumidas cuentas es que muchas más aplicaciones ofrecerán filtros cuando usen la cámara del iPhone.

Por ejemplo, las apps de mensajería instantánea y chat ya permiten subir fotos a la conversación desde la misma pantalla, pero estas fotografías son básicas. Con el nuevo sistema sería muy sencillo para estas empresas usar cualquiera de las transformaciones ofrecidas por Apple sin que ello suponga un esfuerzo de programación por su parte. Es más, al ser paquetes de software integrado en el sistema estos efectos serán incluso más rápidos que los que se ofrecen actualmente en cualquiera de las aplicaciones dedicadas.

Suponemos que hasta estas aplicaciones tan conocidas para uso semiprofesional en fotografías, hablamos de Photo Forge 2, PhotoStudio y otras se abastecerán de estas nuevas funciones para mejorar sus propios servicios con lo que todos salen ganando. La conclusión que podemos extraer de todo esto es muy sencilla, Apple ha sabido ver que el iPhone es una mina de oro en este momento en el aspecto fotográfico. La existencia de Instagram, el hecho de que en Flickr sea la cámara más usada, la proliferación de objetivos adicionales que se acoplan al terminal, todo esto hay que aprovecharlo y los de Cupertino han ideado la forma de seguir puliendo y perfeccionando la propuesta para que nadie se sienta defraudado en su uso.

De modo que estemos preparados, porque se acerca un sinfín de nuevas prestaciones en el uso de la cámara con iOS 5.

Actualización: Aunque estos trozos de código se hayan difundido ahora a través de la blogosfera, al parecer la documentación relacionada con Core Image está disponible desde la beta 1, gracias Javi Soto por el apunte.